El copyright hace desaparecer libros y música ─ estudio Universidad de Illinois

Comparto una nota de http://manzanamecanica.org

libros_por_decada

Tae nos envió este pre-print recién publicado que estudia el efecto del copyright sobre la disponibilidad de libros y música. El autor es Paul J. Heald, actualmente en la Escuela de Derecho de la Universidad de Illinois.

El estudio analiza 2.300 libros nuevos a la venta en Amazon.com, y muestra que hay tres veces más libros publicados inicialmente en 1850 a la venta comparado con libros de 1950. ¿Por qué? Este artículo presenta nuevos datos sobre cómo el copyright afecta la disponibilidad de libros.

Muchos libros no aparecen en las estanterías de Amazon hasta que expira su copyright. En la página 15 del paper aparece una versión actualizada [en la foto] de un gráfico que demuestra este problema de manera muy clara. Este estudio demuestra claramente de que el argumento de que “sin copyright no hay incentivo para imprimir un libro” es completamente falaz. Al contrario, en la mayoría de estos casos el copyright es exactamente lo que impide que los libros estén disponibles para la venta.

También la música

El estudio también estudia la disponibilidad en Youtube de canciones que llegaron a ser número 1 en los rankings de pop de EE.UU., Francia, y Brasil entre 1930 y 1960. Cada vídeo es analizado en términos de la identidad de quien subió el vídeo, el tipo de vídeo, el número de visitas, la fecha en que fue subido, y si existe monetización.

El análisis de los datos demuestra que el sistema de salvaguardas de la DMCA, tal como es aplicado en YouTube, permite mantener algún nivel de acceso a canciones antiguas permitiendo que aquéllos que poseen las copias (mayoritariamente, infractores) se comuniquen relativamente a bajo costo con dueños de copyright para satisfacer un mercado de potenciales auditores.

Heald, Paul J.: How Copyright Makes Books and Music Disappear (and How Secondary Liability Rules Help Resurrect Old Songs) 5 de julio de 2013, pre-print disponible en SSRN.

Fuente: http://manzanamecanica.org/2013/07/el_copyright_hace_desaparecer_libros_y_musica_estudio_universidad_de_illinois.html

Anuncios

La industria del copyright: menos cultura para nosotros, más ganancias para ellos

Comparto una nota de http://manzanamecanica.org

https://www.youtube.com/watch?v=g7fUUKmvpkc

Esta excelente animación fue dirigida por los paulistas Cassiano Reis y Naor Elimelech, con investigación de Joana Varon. Explica cómo el derecho de autor fue creado para entregar a los autores el control exclusivo de sus creaciones, por un tiempo limitado, y cómo ahora se ha convertido en algo totalmente distinto.

Los intermediarios y la gran industria global del contenido explota a los autores, perjudica a los consumidores, y corrompe a los gobiernos, exigiendo legislación cada vez más beneficiosa para sus propios intereses. La víctima es el acceso a la cultura y la libertad de expresión, especialmente en países desarrollados. Vale la pena ver y compartir este video.

Acceso al contenido

El sistema de derecho de autor fue diseñado inicialmente para proveer un incentivo a la creatividad y a la innovación. Si fueras un artista, un escritor o un científico, tus creaciones estarían temporalmente protegidas bajo tu control exclusivo.

Pero, ¿cómo podrías vender tus productos? Para alcanzar un público más amplio, eventualmente tendrías que relacionarte con intermediarios, tales como editores, sellos discográficos y productores, para vender y para distribuir tu trabajo.

Sin embargo, ¿a qué costo? Antes de que te des cuenta, los intermediarios pasaron a controlar la cadena de distribución. Los intermediarios tienen el poder para determinar quién puede o no tener éxito, mientras que los creadores cada vez reciben menos dinero por el uso o la venta de sus obras.

Esta situación es peor en los países en desarrollo. Los intermediarios globales se han apoderado de los mercados nacionales y restringen el contenido local. Estos intermediarios promueven solamente los contenidos que les interesan, y cobran regalías carísimas por ellos.

Luego, llegó Internet. Internet ha achicado las brechas entre los creadores y los consumidores en todo el mundo, estimulando nuevos modelos de negocio para la creación, circulación, y comercio de productos artísticos, académicos, y tecnológicos que no requieren la presencia de intermediarios. Internet ha proporcionado un significativo acceso a una gama diversa de bienes culturales que ahora están al alcance de todos. Ha establecido una nueva cultura creativa, que promueve el contenido colaborativo, remixes y memes, y permitió compartir contenidos inusuales y minoritarios como nunca antes.

Al poco tiempo, compartir se convirtió en una amenaza para el modelo de negocios de las industrias de la música, el cine, y la edición, por lo que estas industrias han estado utilizando su inmenso poder de lobby y presionando a los gobiernos para aprobar leyes que refuerzen los derechos de autor online y extiendan en el tiempo la protección de los bienes distribuidos por ellos.

SOPA, PIPA, ACTA y la COICA son ejemplos de estas leyes que se esfuerzan por hacer que los proveedores de servicios online sean leaglmente responsables por el contenido publicado en sus plataformas. Por lo tanto, los proveedores enfrentan una enorme presión para censurar aquellos contenidos que los intermediarios consideran que infringen los derechos de autor. Pero esos proveedores no tienen el interés ni la capacidad técnica para analizar dicho contenido. Al mismo tiempo, la censura pone en peligro otros derechos fundamentales como la libertad de expresión y el acceso a la cultura.

Los intermediarios han ido más lejos, estableciendo acuerdos privados con los proveedores de servicios en línea para controlar y eliminar contenido. Esto tiene lugar todos los días, sin transparencia ni participación de entidades públicas o legales. Entonces, ¿qué tan libres somos para acceder libremente a la información, para crear, y para innovar en la web?

Fuente: http://manzanamecanica.org/2013/06/la_industria_del_copyright_menos_cultura_para_nosotros_mas_ganancias_para_ellos_video.html

A pesar de los esfuerzos de la industria del copyright, ¡los ciegos de todo el mundo podrán leer!

Comparto una nota muy interesante del blog http://manzanamecanica.org

(Niño chileno leyendo Papelucho en Braille)Desde hace 5 años que en la OMPI (Organización Mundial de Propiedad Intelectual) se debate un tratado para permitir la creación de libros para ciegos. Actualmente, se requiere la autorización expresa del titular del copyright de una obra para poder crear un libro para ciegos (por ejemplo en Braille o como audiolibro), lo que en la práctica significa que estos libros sólo existen cuando hay una ganancia comercial de por medio.

Las consecuencias son desastrosas. En los países en desarrollo, menos del 1% de los libros están disponibles en formato accesible, y menos del 5% en los países desarrollados.

En España la organización ONCE tiene más de 100.000 libros en castellano traducidos a sistema Braille, mientras que las bibliotecas especializadas en Colombia, Nicaragua, México, Uruguay y Chile tienen 9.000 libros en total, entre todas ellas (como Papelucho, el libro que lee el niño de la foto). Los libros que tiene ONCE podrían ser reproducidos inmediatamente en los países de latinoamérica, pero hacerlo es ilegal de acuerdo a las actuales leyes de copyright. Las bibliotecas de cada país de América Latina tienen que repetir separadamente el mismo esfuerzo que ya realizó ONCE, y está claro que no tienen los fondos para hacerlo.

El tratado [texto consolidado del 22 de junio de 2013] busca ser lo más amplio posible, y considerar cualquier formato para el material. El caso más obvio es un libro o una ilustración impresa. Pero una película o un vídeo educacional también podría haber sido considerado parte del tratado, por ejemplo entregando una descripción en Braille de lo que está sucediendo en la pantalla, para que la persona pueda escuchar la narración y al mismo tiempo entender lo que está sucediendo.

¿Quiénes se opusieron?

Como era de esperarse, la industria del entretenimiento estadounidense ha torpedeado el acuerdo desde sus inicios. KEI ha documentado a través de 142 páginas de e-mails cómo la MPAA (el lobby de la industria del cine) consiguió que la oficina de Propiedad Intelectual estadounidense actuara a través de sus embajadas para evitar que el tratado incluya usos justos. The Guardian ilustraba en un artículo la situación por la que pasaba el tratado en los últimos días de su negociación:

muchos delegados de países en desarrollo están preocupados porque las excepciones al copyright en el tratado final serán tan complejas que las harán virtualmente inútiles para la gente ciega o con impedimentos visuales en el sur global.

Knowledge Ecology International (KEI), una organización sin fines de lucro con sede en Washington y Ginebra, identificó una lista de las empresas que trabajaron en contra de este tratado. La lista incluye a General Electric, Disney, Viacom, Exxon Mobil, y Caterpillar, estas últimas preocupadas de que introducir excepciones para ciegos en temas de derecho de autor, podría abrir la puerta para que se introdujeran excepciones en temas de patentes que beneficiaran a personas con discapacidad.

El resultado

El tratado fue finalmente aprobado en Marruecos esta semana. KEI considera que en la versión final del tratado prevalecieron los puntos principales que benefician el acceso al conocimiento:

Hay algunas áreas donde el tratado podría haber sido mejor, pero los negociadores de EE.UU. y Europa respondieron notablemente a los lobbies de la industria editorial. Pero, el resultado muestra un cambio en el poder de las negociaciones globales sobre derechos de propiedad intelectual. EE.UU. y Europa fallaron en su intento de bloquear o hacer inefectivo el tratado. Los países en desarrollo formaron fuertes lazos con varios países independientes como Australia, Canadá, Suiza e incluso Japón para mover el tratado en una dirección positiva.

¡Felicitaciones a los que trabajaron cinco años para conseguir este acuerdo!

 

Fuente: http://manzanamecanica.org/2013/06/a_pesar_de_los_esfuerzos_de_la_industria_del_copyright_los_ciegos_de_todo_el_mundo_podran_leer.html

Un golpe de timón

Comparto una nota publicada por http://lapertenencia.wordpress.com

Compañero León: Cada pedacito de mi vida tiene un poquito de tu música como cortina.

A cada instante

un retazo de poesía y sonidos,

a cada sueño que vuela tratando de germinar terrenalmente

un cable que acerca abrazos y besos.

Compañero León, te digo con todo respeto y admiración, que me cuesta amalgamar la coherencia indiscutible de tu lucha con tu defensa a ultranza de SADAIC y los derechos de autor. Te confieso que cuando era pibe no tenía plata para comprarme un casette o un Cd tuyo, y por eso te escuchaba en un TDK regrabable ¿Acaso era un ladrón? ¿Acaso somos criminales por compartir cultura? ¿Acaso los laburantes que venden tus cds “truchos” en la calle son chorros? ¿Encarcelarías a los mismos que defendés en tus canciones? ¿Acaso la gente delinque por bajarse tus discos de internet y compartirlos?  La cultura es la sonrisa que brilla en todos lados, y como bien dice el compa Filio a duo con vos: “¿Y cuando fué que todo empezó a tener un precio?/Tal vez cuando un necio a la luz se miró”

¡Abrazo militante!

Fuente: http://lapertenencia.wordpress.com/2013/05/05/un-golpe-de-timon/