El secreto de la felicidad

 

felicidad-gandhi

Fuente: http://mundoconsejos.com/la-felicidad-segun-mahatma-gandhi/

Comparto una nota publicada en el blog http://motivacion.about.com

Muchas personas se preguntan qué pueden hacer para ser más felices o cuál es el secreto de la felicidad, si es que existe algún secreto que puedan descubrir y poner en práctica para cambiar sus vidas y sentirse más satisfechos y felices.

Para alcanzar la felicidad, muchos tienden a mirar hacia el futuro, piensan en lo que no tienen y desearían tener, en cómo lograr ese objetivo les haría sentirse felices, y tratan de luchar con uñas y dientes por alcanzar esa meta que, supuestamente, traerá la felicidad a sus vidas.

Otros miran hacia el pasado, lamentando oportunidades perdidas, errores cometidos, culpándose y castigándose por no haber actuado de otra forma y pensando que, si lo hubieran hecho, ahora serían mucho más felices; de ese modo se torturan dando vueltas en su mente a sus errores pasados, aquellos que ya nunca podrán cambiar.

El problema es que la felicidad no existe ni en el futuro ni en el pasado. Es un estado emocional, un estado interno, que solo puedes sentir en el presente. Puedes recordar un suceso pasado que fue positivo y sentirte contento al recordarlo, pero esa felicidad la estás sintiendo ahora, la vives ahora, la experimentas en el momento presente, no en el pasado, y eso es lo que le da valor, lo que la hace real y lo que todo el mundo busca cuando afirma que quiere ser feliz.

¿Existe el secreto de la felicidad?

En realidad sí que parece existir, o al menos eso es lo que nos dicen los investigadores que han estudiado este tema. Y lo mejor de todo es que el secreto de la felicidad es algo muy simple y está al alcance de cualquiera, en todo momento o situación.

Lo que los investigadores han visto es que la felicidad de las personas aumenta cuando suceden cambios importantes en sus vidas, como iniciar una relación de pareja, conseguir el trabajo deseado o hacer ese ansiado viaje al extranjero pero, con el tiempo, el nivel de felicidad vuelve a ser el mismo de antes del cambio para la mayoría de las personas. Sin embargo, no era así para todos. Hay algunas personas que sí parecen conocer el secreto de la felicidad. Estas personas buscan activamente y experimentan esos cambios en sus vidas pero, lo más importante, saben apreciar lo que tienen durante mucho más tiempo que los demás y no empiezan a desear otras cosas enseguida. Cuanto antes te hartes de lo que tienes ahora en tu vida (en tu momento presente) y empieces a desear cosas nuevas, menos feliz serás.

En un estudio realizado por la Universidad de California entrevistaron a 481 personas acerca de su felicidad. Aquellos que experimentaron un cambio positivo en sus vidas se sintieron más felices. Sin embargo, tan solo seis semanas después, sus niveles de felicidad volvían a ser los mismos de antes. Por tanto, si crees que alcanzar eso que tanto deseas te traerá la felicidad, piensa que es posible que así sea, pero también es posible que esa felicidad que deseas te dure tan solo seis semanas, a no ser que seas capaz de seguir apreciando, valorando y siendo consciente de lo que tienes conforme pase el tiempo. Eso solo se consigue viviendo en el presente, disfrutando de lo positivo que existe en tu vida y no ocupando demasiado tiempo en soñar con algo mejor.

Por supuesto, esto no significa que no haya que tener sueños, ni desear cambios. No olvidemos que son esos cambios y experiencias positivas los que hacen que aumente la felicidad, pero para mantenerla solo tienes dos opciones: o buscas un cambio importante cada seis semanas (algo que puede ser muy estresante para muchos y probablemente bastante complicado para la mayoría) o aprendes a valorar lo que tienes durante el mayor tiempo posible.

En la investigación de la Universidad de California, la mayoría de las personas estudiadas se acostumbran a ese cambio que les ha hecho felices y “dejan de ser felices porque siguen queriendo más y aumentando sus estándares o porque el cambio ha dejado de aportarles nuevas experiencias positivas. Por ejemplo, dejan de hacer cosas divertidas con su nuevo novio y empiezan a desear que fuese más atractivo”. Pero unos pocos eran capaces de apreciar lo que tenían y continuar teniendo nuevas experiencias. Eran, por ejemplo, aquellos que seguían haciendo cosas nuevas y divertidas con sus parejas, en vez de acostumbrarse a un estatus quo en la relación y empezar a preocuparse por lo que falta, como hacen aquellos que no son capaces de mantener ese aumento de la felicidad que sintieron en un principio.

En gran parte, esto se debe a una actitud pasiva respecto a la propia felicidad. Cuando sucede un cambio positivo en tu vida que te hace feliz, no puedes esperar que tu felicidad siga igual sin hacer nada para mantenerla, sino que has de tener una actitud activa, encontrando la manera de experimentar cada día de un modo nuevo eso que has conseguido y apreciar cada día lo que te aporta. Tanto si se trata de una relación nueva como de una casa nueva, si quieres mantener la felicidad que te aportan, deberás disfrutarlas, tener con tu pareja o en esa casa todas las experiencias que puedas y no compararte con lo que tienen los demás.

Fuente: http://motivacion.about.com/od/psicologia_positiva/a/El-Secreto-De-La-Felicidad.htm

La dicha de la vida consiste en tener siempre algo que hacer, alguien a quien amar y alguna cosa que esperar.

– Thomas Chalmers

Felicidad no es hacer lo que uno quiere sino querer lo que uno hace.

– Jean Paul Sartre

La felicidad es interior, no exterior; por lo tanto, no depende de lo que tenemos, sino de lo que somos.

– Henry Van Dyke

Mi felicidad consiste en que sé apreciar lo que tengo y no deseo con exceso lo que no tengo.

– Leon Tolstoi

La felicidad es la certeza de no sentirse perdido.

– Jorge Bucay

La suprema felicidad de la vida es saber que eres amado por ti mismo o, más exactamente, a pesar de ti mismo.

– Victor Hugo

La felicidad de cada uno no consiste en esto ni en aquello sino en conseguir y gozar cada uno de lo que le gusta.

– Baltasar Gracián

Felicidad es el sueño del amor y tristeza su despertar.

– Madame Basta

La felicidad es no tener que pensar en ella.

– Séneca

La felicidad para mi consiste en gozar de buena salud, en dormir sin miedo y despertarme sin angustia.

– Françoise Sagan

Decide ahora mismo ser feliz porque la felicidad es una adquisición.

– Facundo Cabral

La felicidad es amor, no otra cosa. El que sabe amar es feliz.

– Hermann Hesse

Fuente: http://pensamientos.cc/pensamientos-del-significado-de-la-felicidad/

Apuntes Psicología Social – George Mead

Comparto apuntes de la matería “Teoría de los Grupos” del primer año de la carrera de Operador en Psicología Social

GEORGE MEAD

George_Herbert_Mead

Nacido en los Estados Unidos, en Massachusetts en 1.863, fue considerado como un “conductista social”. Filósofo de formación, trabajó y desarrolló la mayor parte de sus estudios en relación al sujeto y su conducta, considerando la importancia de los grupos sociales.

En uno de sus postulados afirma y …”considera el todo social por encima de los individuos … explica que la conducta organizada del sujeto se debe a la conducta organizada del grupo social y no al contrario”… Es decir en una época donde aun primaba el individualismo en los desarrollos científicos, él comenzó a considerar la influencia de la sociedad sobre el sujeto, tomando “el acto” y “el lenguaje” como conceptualización fundamental.

El acto es la unidad más primitiva de análisis y éste se da en cuatro fases: primero el impulso, que es la reacción ante un estímulo (por eso su consideración de conductista) influenciado por el medio, luego la percepción pensada como una posibilidad de seleccionar o descartar algunos de esos estímulos que brinda el ambiente, en tercer lugar la manipulación es decir la elaboración de hipótesis y la suposición de consecuencias en caso de proceder de una u otra forma. Por último la consumación como la acción en sí misma.

En cada uno de estos pasos, Mead muestra como la presencia de un otro y de los otros que integran el colectivo social, es fundamental. También “los gestos” son motivo de conceptualización para el filósofo, entendiéndolos como una serie de movimientos y expresiones que se concretan para dar lugar a la “interacción”. El significado de los gestos depende del contexto o marco de significaciones propios de la cultura. La función de los gestos, es permitir la adaptación de los sujetos en cada acto social. Para lo cual es necesario compartir un código de significaciones comunes, ya que un gesto o una palabra toman significado cuando es entendida por quien la emite y por quien la recibe.

Para G. Mead el sujeto es el …”único ser vivo capaz de pensarse a sí mismo … es decir que tiene la capacidad de ser objeto para sí mismo y observarse desde el exterior”… y esto es entendido desde un aspecto simbólico e interaccionista.

En cuanto al primero implica considerar como los sujetos hacen uso de gestos, lenguajes y símbolos, que conforman códigos comunes. Y desde la forma interaccionista es dar cuenta como el sujeto puede adaptarse a esos códigos y a las actitudes de los demás y éstos a sus actitudes propias. Esto constituye lo que el autor llama “self”, un proceso mental dentro de uno social, para que pueda darse es preciso que el sujeto, por medio de la refexión adquiera la capacidad de ponerse en el lugar del otro o de adelantarse a la manera en que actuarían los demas. Esta situación se da y perfecciona en la medida en que los sujetos socializan.

La socialización es un proceso dinámico en el cual cada sujeto se acomoda y puede crear, en la medida en que lo hace. Mead afirma que los objetos están en el afuera y los seres humanos significamos estos objetos y a partir de esta significación podemos relacionarnos con el mundo social, y ser activos en la posibilidad de elección de aquello que llame la atención o habilite la creación de nuevas significaciones …”los símbolos y su creación aumentan la capacidad de pensamiento”… En esta forma de pensamiento el lenguaje cobra un lugar de importancia y constituye el más grande sistema de símbolos. Es por medio del lenguaje que el sujeto no responde automáticamente ante algún estímulo, sino puede alternar sus formas de reacción según los símbolos conocidos y otros que podrá crear, siempre con la moderación del ambiente.

Compañeros de Ruta: blogs de viajes latinoamericanos

Si estás interesado en realizar un viaje por Latinoamérica, el blog http://www.dfushuaia.com/ te resultará sumamente interesante. Es el blog de Elena, Pedro y Gurú, su mascota, en donde relatan el recorrido y las experiencias que vivieron y siguen viviendo en su recorrido desde Mexico DF hasta Ushuaia, TDF, Argentina. Elena escribe textos publicitarios aunque es Diseñadora de modas y Pedro programa aplicaciones y diseña para web aunque estudió filosofía. Ambos comparten la pasión por viajar, por conocer gente, por aprender y aprehender nuevas culturas. Comenzaron este viaje el 14 de Julio del 2010 y su plan original fue estar en Ushuaia en diez meses después de recorrer Centro y Sudamérica. Hoy llevan ya 978 días de travesía y se encuentran realizando el regreso hacia Mexico DF.

ka1

En el blog http://www.diariodelviajero.com sugieren además otros blogs:

6475251519_77e0ed9377_z

Este domingo hemos decidido cruzar el Atlántico para dar un vistazo a una pequeña selección de la amplia colección de blogs de viajes de Latinoamérica. Nuestros Compañeros de Ruta, que Diario del Viajero presenta cada semana, hablan y escriben usando el español de América, con los diversos y valiosos acentos que van desde México a Argentina.

  • Desde Colombia Jorge Bela nos descubre su tierra en su blog Que pena con usted. Encontramos allí todo tipo de noticias turísticas y, especialmente, recorridos por su país. El Caribe colombiano, Un paseo en tren por la sabana de Bogotá, rutas temáticas, patrimonio cultural y natural de Colombia para conocer y desear visitar.
  • Si hablamos de líneas marcadas en la superficie, inmediatamente pensamos en las famosas Líneas de Nasca, una de las maravillas de Perú. Pero en este país encontramos otros lugares tan enigmáticos como ese. Indira, desde su blog Viaja por Perú, nos descubre las rocas grabadas de Toro Muerto en el desierto de Arequipa.
  • Eloy escribe principalmente sobre Colombia (incluyendo interesantes recomendaciones gastronómicas), pero esta vez nos asomamos a su blog De Asia a Latinoamérica para visitar con él Otavalo, en Ecuador.
  • Permítanme que les lleve a mi ciudad: Mar del Plata en Argentina. Pero esta vez no seré yo quien cuente su ambiente, sino que lo hará Aniko en su blog Viajando por ahí. Estuvo caminando junto al mar y de ese paseo nació: El fluir de la rambla.
  • Alexandra y David son dos colombianos viviendo en México. Desde allí escriben Viajar liviano contándonos sus viajes por el mundo. De los destinos latinoamericanos que conocen bien, vamos a acercarnos a una ciudad que suena mucho como un gran destino: San Miguel Allende.
  • Brasil es un gran destino turístico, y cuenta con una fuerte blogosfera turística local. Hace poco conocí a Silvia, autora de Matraqueando, uno de los blogs mas representativo de esa blogosfera. Su entusiasmo y profesionalidad se ven en cada uno de sus posts. En este por ejemplo que nos descubre un colorido lugar poco conocido fuera de su propio país: Piranhas en Alagoas.
  • Volvemos a Perú, esta vez a uno de esos rincones aislados y difíciles de acceder, donde el terreno nos pone trabas que salvamos gracias a Pushaqwari. En su blog Conversando un instante conmigo, nos cuenta Macusani, un sitio sobre los Andes peruanos, alejado de todo, lleno de sensaciones.

Este pequeño paseo por blogs de viajes latinoamericanos, es sólo una muestra mínima de tantos y tantos excelentes blogs que están allí en la red para descubrir. Tantos y tantos acentos que cuentan las vastas y diversas tierras que dan mil rostros a Latinoamérica.

Como siempre, invitamos a que nos recomienden los blogs que lean, y a quienes escriben su propio blog de viajes a que nos lo hagan conocer a través de nuestro formulario de contacto. ¡Hasta el domingo, compañeros de ruta!

 

Fuente: http://www.diariodelviajero.com/america/companeros-de-ruta-blogs-de-viajes-latinoamericanos

¿De dónde viene la fascinación por los piratas? ¿Qué podemos aprender de ellos?

Comparto una nota del blog: http://manzanamecanica.org

ppiratas logo

¿Quiénes son los piratas y por qué son tan populares? En esta fascinante charla, el educador Kester Brewin cuenta la historia de quiénes eran los “piratas” originales, a comienzos del 1700. A continuación un breve extracto.

“Inglaterra, España, Francia y Holanda hacían todo lo que podían para intentar cercar el nuevo mundo de América dentro de sus imperios. En esta época, estábamos en los comienzos del capitalismo global. La máquina de este movimiento es la nave. El petróleo en esa máquina son los marineros. Como Barbanegra aquí, son personas combustibles, y explotan por la enorme presión sobre ellos.

Los marineros eran brutalmente tratados. Se les golpeaba, se les daba comida podrida. A los marineros de esta época se les pagaba rara vez y frecuentemente resultaban heridos. Un escritor en la época comentó que ser un marino era ser parte de una máquina de la que no había escape, salvo quedar incapacitado, desertar, o morir. Ser un marinero en la marina era estar cerca de morir. Y la marca con la cual las naves mostraban que un marino había muerto era una calavera con huesos en cruz.

Los piratas podían votar por sus propios oficiales y compartían entre ellos los frutos de su trabajo.

Los marinos se volvieron piratas porque estaban cansados de la vida que tenían a manos de estos capitanes. La vida de un marino iba a ser corta. Y si iba a ser corta de todas maneras, mejor que fuese feliz. Cuando los marineros se volvieron piratas, vivieron una vida totalmente distinta en el mar.

Los piratas podían votar por sus propios oficiales. Los piratas comían y bebían bien. Los piratas eran compensados si quedaban heridos, y más importante, compartían entre ellos los frutos de su trabajo.

El error común es que los piratas eran sólo ladrones. Pero olvidan que todos eran ladrones. Los ingleses de los franceses, los franceses de los españoles, los españoles de los holandeses, y todos ellos de la tierra.

Los piratas eran odiados no porque robaban, sino porque no entregaban lo que robaban al rey. Los piratas eran odiados por presumir ser algo más que basura.”

La charla de Kester habla sobre las nuevas cercas alrededor del conocimiento, y de la necesidad de extender los espacios comunes y aprender a compartir dentro de ellos. Su breve charla de 13 minutos, intelectual y moralmente muy estimulante, está basada en su libro “Mutiny! Why We Love Pirates, and How They Can Save Us”.

Fuente: http://manzanamecanica.org/2013/06/de_donde_viene_la_fascinacion_por_los_piratas_que_podemos_aprender_de_ellos.html

 

30 Cosas que debes dejar de hacerte a ti Mismo

Comparto una nota de weikap.com

Como Mary Robinson dijo una vez: “Nadie puede volver atrás y comenzar de nuevo, pero cualquiera puede comenzar hoy mismo y hacer un nuevo final.” Nada podría estar más cerca de la verdad. Pero antes de poder iniciar este proceso de transformación tienes que dejar de hacer las cosas que te han estado deteniendo.

30-Cosas-que-debes-dejar-de-hacerte-a-ti-Mismo

Aquí tienes algunas ideas para comenzar:

1. Deja de gastar el tiempo con las personas equivocadas. – La vida es demasiado corta para pasar tiempo con personas que te quitan la felicidad. Si alguien te quiere en su vida, harán espacio para ti. No deberías tener que luchar por un lugar. Nunca, nunca insistas en alguien que constantemente pasa por alto tu valor. Y recuerda, no es la gente que está a tu lado en tu mejor momento, sino los que están a tu lado en tu peor momento, tus verdaderos amigos.  Como dijo J.F. Kennedy: “El éxito tiene muchos padres, pero el fracaso es huérfano”.

2. Deja de huir de tus problemas. – Enfréntalos con la cabeza en alto. No, no será fácil. No hay persona en el mundo capaz de manejar a la perfección cada golpe que le arrojan.  No se supone que somos capaces de resolver problemas al instante. Así no es como estamos hechos. De hecho, estamos hechos para enojarnos, ponernos tristes, sentir dolor, tropezar y caer. Porque ese es todo el propósito de la vida – enfrentar los problemas, aprender, adaptarse, y resolverlos en el transcurso del tiempo. Esto es lo que en última instancia, nos convierte en la persona que llegaremos a ser.

3. Deja de mentirte a ti mismo. – Puedes mentirle a cualquiera en el mundo, pero no puedes mentirte a ti mismo. Nuestras vidas mejoran solamente cuando tomamos las oportunidades, y la primera y más difícil oportunidad que podemos tomar es ser honestos con nosotros mismos.

4. Deja de poner tus propias necesidades en un segundo plano. – La cosa más dolora es perderte a ti mismo en el proceso de amar a alguien demasiado (tu pareja, tus padres, tus hijos, tus hermanos), y olvidar que también eres especial. Sí, ayuda a los demás, pero ayúdate a ti mismo también.  Si alguna vez hubo un momento para seguir tu pasión y hacer algo que te importe a ti, ese momento es ahora.

5. Deja de intentar ser alguien que no eres. – Uno de los mayores desafíos en la vida es ser tú mismo en un mundo que está tratando de hacerte igual a todos. Siempre habrá alguien más guapa, siempre habrá alguien más inteligente, siempre habrá alguien más joven, pero nunca serán tú. No cambies para gustarle a la gente. Sé tú mismo y a las personas correctas les encantará el verdadero tú.

6. Deja de aferrarte al pasado. – No puedes comenzar el siguiente capítulo de tu vida si sigues releyendo el último.

7. Deja de tener miedo a cometer un error. – Hacer algo y hacerlo mal es por lo menos diez veces más productivo que hacer nada. Cada éxito tiene una estela de fracasos detrás de él, y cada fracaso está conduciendo hacia el éxito. Terminas lamentando las cosas que no hiciste mucho más que las cosas que hiciste.

8. Deja de reprenderte por los errores del pasado. – Se puede amar a la persona equivocada y llorar por las cosas equivocadas, pero no importa cómo las cosas van mal, una cosa es segura, los errores nos ayudan a encontrar a la persona y las cosas que son perfectas para nosotros. Todos cometemos errores, tenemos luchas, e incluso lamentamos las cosas en nuestro pasado. Pero tú no eres tus errores, no eres tus luchas, y estás aquí AHORA con el poder de dar forma a tu día y tu futuro. Cada cosa que ha ocurrido en tu vida te está preparando para un momento que está por venir.

9. Deja de intentar comprar la felicidad. – Muchas de las cosas que deseamos son caras.  Pero la verdad es que las cosas que realmente nos satisfacen son totalmente gratis – el amor, la risa y el trabajo en nuestras pasiones.

10. Deja de mirar exclusivamente a los demás para ser feliz. – Si no estás feliz con lo que eres por dentro, tampoco serás feliz en una relación a largo plazo con nadie.  Tienes que crear la estabilidad en tu propia vida antes de poder compartirla con alguien más.

11. Deja de ser inactivo. – No pienses demasiado o crearás un problema que ni siquiera estaba allí en primer lugar. Evalúa las situaciones y toma medidas decisivas.  No puedes cambiar lo que te rehúsas a confrontar. Avanzar implica un riesgo. ¡Punto! No puedes llegar a la segunda base con el pie en la primera.

12. Deja de pensar que no estás listo. – Nadie se siente 100% listo cuando surge una oportunidad.  Las oportunidades más grandes en la vida nos obligan a crecer más allá de nuestras zonas de confort, lo que significa que no nos sentiremos totalmente cómodos al principio.

13. Deja de involucrarte en relaciones por las razones equivocadas. – Las relaciones deben ser elegidas con prudencia. Es mejor estar solo que estar mal acompañado. No hay necesidad de precipitarse. Y esto se puede trasladar a todo tipo de relación, ya sea personal, laboral o profesional.  Si hay algo que está destinado a ser, va a suceder – en el momento adecuado, con la persona adecuada, y por la mejor razón. Enamórate cuando estés listo, no cuando estés solo.

14. Deja de rechazar nuevas relaciones sólo porque las antiguas no funcionaban. – En la vida te darás cuenta de que hay un propósito para todos los que conoces.  Algunos te pondrán a prueba, algunos te utilizarán y algunos te enseñarán. Pero lo más importante, algunos sacan lo mejor de ti.

15. Deja de intentar competir contra todos los demás. – No te preocupes por lo que otros hacen mejor que tú. Concéntrate en vencer tus propios records cada día. El éxito es una batalla entre tú y tú mismo solamente.

16. Deja de estar celoso de los demás. – Los celos son el arte de contar las bendiciones de otra persona en lugar de las tuyas propias. Pregúntate lo siguiente: “¿Qué es algo que yo tengo y que todos los demás quieren?”

17. Deja de quejarte y sentir lástima por ti mismo. – Las curvas de la vida existen por una razón – para cambiar tu trayectoria en una dirección que está destinada para ti. No puedes ver o entender todo lo que ocurre en un momento, y puede ser difícil. Sin embargo, reflexiona sobre las curvas negativas lanzadas sobre ti en el pasado. A menudo verás que con el tiempo te llevaron a un mejor lugar, persona, estado de ánimo o situación. Así que ¡sonríe! Que todos sepan que hoy eres mucho más fuerte que ayer, y lo serás.

18. Deja de guardar rencores. – No vivas tu vida con odio en tu corazón. Vas a terminar perjudicándote a ti mismo más que a la gente que odias. El perdón no está diciendo: “Lo que me hicieron está bien.”, está diciendo: “Yo no voy a dejar que lo que me hiciste arruine mi felicidad por siempre.” El perdón es la respuesta… deja ir, encuentra la paz, libérate a ti mismo.  Y recuerda, el perdón no es sólo para otras personas, es para ti también. Si debes perdonarte a ti mismo, sigue adelante y trata de hacerlo mejor la próxima vez.

19. Deja de permitir que otros te bajen a su nivel. – Niégate a bajar tus estándares para dar cabida a aquellos que se niegan a elevar los suyos propios.

20. Deja de perder el tiempo explicando a los demás. – Tus amigos no lo necesitan y tus enemigos no van a creer de todos modos. Sólo haz lo que sabes en tu corazón que es correcto.

21. Deja de hacer las mismas cosas una y otra vez sin descanso. – El momento para tomar un profundo respiro es cuando no tienes tiempo para ello. Si sigues haciendo lo que estás haciendo, seguirás consiguiendo lo que estás recibiendo. A veces es necesario tomar distancia para ver las cosas con claridad.

22. Deja de pasar por alto la belleza de los pequeños momentos. – Disfruta de las pequeñas cosas, porque un día puedes mirar hacia atrás y descubrir que eran las cosas grandes. La mejor parte de tu vida serán los pequeños momentos, aquellos que pasas riendo con alguien que te importa.

23. Deja de intentar hacer las cosas a la perfección. – El mundo real no recompensa a los perfeccionistas, premia a las personas que logran terminar las cosas.

24. Deja de seguir el camino de menor resistencia. – La vida no es fácil, especialmente cuando se piensa en lograr algo que vale la pena. No tomes el camino más fácil. Haz algo extraordinario.

25. Deja de actuar como si todo está bien si no lo está. – Está bien desmoronarse por un rato. No siempre tienes que pretender ser fuerte, y no hay necesidad de demostrar constantemente que todo va bien. No debes preocuparte de lo que piensan los demás.  Llora si es necesario – es saludable derramar tus lágrimas. Cuanto antes lo hagas, más pronto serás capaz de sonreír de nuevo.

26. Deja de culpar a otros por tus problemas. – La medida en que puedes alcanzar tus sueños depende de la medida en que tomas la responsabilidad de tu vida. Al culpar a otros de lo que está pasando, niegas tu responsabilidad – le das a otros poder sobre esa parte de tu vida.

27.  Deja de intentar ser todo para todos. – Hacerlo así es imposible y al intentarlo sólo te quemarás. Sin embargo, hacer sonreír a una persona puede cambiar el mundo. Tal vez no a todo el mundo, pero sí su mundo. Así que afina tu objetivo.

28. Deja de preocuparte tanto. – Preocuparte no te liberará de las cargas de mañana, sino que te alejará de la alegría que tiene el día de hoy. Una forma de comprobar si hay algo sobre lo que vale la pena reflexionar es hacerte la siguiente pregunta: “¿Este asunto importará dentro de un año? ¿Tres años? ¿Cinco años?”. Si no, entonces no vale la pena preocuparse.

29. Deja de centrarse en lo que no quieres que suceda. – Concéntrate en lo que sí quieres que suceda. El pensamiento positivo está a la vanguardia de cada gran historia de éxito. Si te despiertas cada mañana con la idea de que algo maravilloso va a suceder en tu vida hoy, y prestas mucha atención, a menudo te darás cuenta de que tienes razón.

30. Deja de ser ingrato. – No importa cuán bien o mal lo pasas, despierta cada día agradecido por tu vida. Alguien más en algún lugar está luchando desesperadamente por los suyos. En lugar de pensar en lo que te  estás perdiendo, trata de pensar en todo lo que tú tienes y que los demás se están perdiendo.

Escrito por Cristian Illanes – fuente: http://weikap.com/inicio/blog/600-30-cosas-que-debes-dejar-de-hacerte-a-ti-mismo.html

Me río porque te ríes, bostezo porque bostezas y otros fenómenos de las neuronas espejo

Comparto otro artículo de http://www.xatakaciencia.com

 

Me declaro enemigo público número uno de las risas enlatadas de las comedias de televisión. Para que comprobéis mi grado de manía, reconozco que nunca disfruté como es debido de El príncipe de Bel-Air (Fresh Prince) porque en una secuencia de risas enlatadas que se repetía sin cesar, una de las personas que se reía hacía un ruido final insoportable (una especie de quejido ocluido).

Cada vez que llegaba esa secuencia de risas, me fijaba en el sonido insoportable, mi mandíbula se tensaba, mis nudillos se ponían blancos… y mi atención sobre Will Smith o Caracartón se desvanecía. Sí, soy lo peor, lo sé.

La cuestión es que las risas enlatadas funcionan, y por eso se han usado durante tanto tiempo (aunque van de capa caída, afortunadamente: ahí tenemos un éxito como Modern Family).

Se dice que el primer programa que empleó risas grabadas fue The Hank McCune Show en 1950, aunque esta práctica ya era común en programas de radio o radioteatro, antes de la aparición de la televisión, usándose entonces público en directo. Incluso el ingeniero de sonido Charlie Douglas llegó a desarrollar la Laff Box, una máquina que reproducía risas, quejidos, suspiros, aplausos.

Neuronas espejo

images risas

La razón de que las risas ajenas nos induzcan la risa es que la risa, así como muchas otras actividades, es una actividad esencialmente social. Es decir, que reímos para transmitir a los demás que estamos contentos. Reímos con más frecuencia con otras personas, no solos. Si los demás ríen (u oímos risas ajenas, aunque sean grabadas), interpretamos que los demás están contentos, y por imitación también sonreímos o reímos, tal y como sucede con el contagio del bostezo.

En 1992, el científico italiano Giacomo Rizzolatti y su grupo de investigadores de Parma, Italia, estudiaban el cerebro de unos macacos con la esperanza de descubrir cómo el cerebro organiza los comportamientos motores. Concretamente se centraban en la región del cerebro denominada F5 o zona de premotricidad, la cual registra actividad cuando los monos realizan ciertos gestos, como por ejemplo recoger una nuez.

Rizzolatti descubrió que esa región cerebral se activaba no sólo cuando los monos estiraban la mano para tomar la nuez, sino también cuando veían a otros monos hacer lo mismo. Este fenómeno lo llamaría Rizzolatti “neuronas espejo”, y también se produce en los seres humanos. Unas neuronas que se activan cuando se realiza una actividad y también cuando se observa la misma actividad.

Las neuronas espejo, también, están detrás de nuestra empatía, nuestra capacidad de ponernos en la piel de los demás, del hecho que lloremos cuando alguien está triste, o que compongamos un gesto de dolor cuando el otro se da un martillazo en la mano.

Jajaja y otras cosas que imitamos

La capacidad de imitar se origina incluso entre los bebés: si le sacamos la lengua a un bebé, éste seguramente repetirá la acción. Cuando otras personas susurran, tenderemos a bajar la voz. Cuando estamos cerca de personas ancianas, tendemos a cambiar más lentamente.

Si una persona habla de determinada manera (un acento, más culto de lo normal, con determinado deje), tendemos a imitarlo.

Tras salir de ver una película, imitamos durante un tiempo algunos de los rasgos del protagonista. El bostezo se contagia de un modo similar. Incluso si leemos la palabra bostezo, puede que bostecemos. Porque las neuronas espejo también se activan cuando leemos sobre lo que hace otras persona, tal y como explica Martin Lindstrom en Buyology:

Hace poco, un grupo de investigadores de UCLA utilizó la resonancia magnética funcional para observar el cerebro de los sujetos de un estudio mientras leían frases que describían una serie de acciones como “morder un melocotón” y “sujetar un bolígrafo”. Posteriormente, cuando los mismos sujetos miraban vídeos de personas haciendo esas dos sencillas acciones, se activaban en ellos exactamente las mismas regiones de la corteza cerebral.” Con sólo escribir las frases “rascar un tablero con las uñas”, “chupar un limón” o “gran viuda negra peluda”, lo más probable es que usted haga un gesto de desagrado o pavor (la mente visualiza el sonido desgarrador, el sabor ácido y las patas peludas subiendo por la pantorrilla).

Eso también podría explicar el éxito que tienen algunos creadores de vídeos por Internet, sobre todo los que se ruedan en primera persona, desde vídeos pornográficos hasta vídeos en los que alguien enseña cómo abre el envoltorio de el último modelo de smartphone que ha salido al mercado, contagiando su emoción al espectador al igual que una risa enlatada incita a la risa o nos indica en qué momento hay que reírse. Podéis leer más sobre ello en Los bloggers de viaje del futuro te harán vivir lo que ellos viven.

 

Fuente: http://www.xatakaciencia.com/psicologia/me-rio-porque-te-ries-bostezo-porque-bostezas-y-otros-fenomenos-de-las-neuronas-espejo

Me gusta: el efecto del elogio en Internet

Comparto nota publicada en http://www.xatakaciencia.com

Me-gusta-de-Facebook-ilustracion_fullBancoImagenes

A todos nos gustan las palmaditas en la espalda. De hecho, la mayoría de nuestras acciones están encaminadas a buscar, implícita o explícitamente, el elogio, el respaldo, el reconocimiento de los demás. Porque, permitidme la licencia poética, somos más nosotros cuando nos reflejamos en los ojos de los demás, a pesar de todo lo que se diga a propósito de la individualidad o el “hago las cosas porque quiero hacerlas sin importarme lo que digan los demás”.

Esta inclinación humana incluso puede advertirse en una señal tan aparentemente insignificante como un “me gusta” en alguno de nuestros estados de Facebook.

Al menos es lo que sugiere Yochay Benkler, un experto en leyes de Harvard, y Helen Nisenbaum, filósofa de la Universidad de Nueva York, en su ensayo de 2006 Producción y virtud entre pares basadas en el bien común, cuya tesis central es que los estímulos sociales son muy importantes a la hora de que la gente aborde actividades de todo tipo.

Hasta el punto de que los comentarios elogiosos de los demás (máxime si esos elogios, además, proceden de alguien a quien el destinatario respeta), se convierten en una recompensa en sí misma, porque se basan en un sentimiento de conexión y no en una mera formalidad, considerándose así el elogio como otra recompensa extrínseca, como el dinero.

Esto lo desarrollo con un poco más de mala leche y picardía en un artículo que escribí hace tiempo, por si os interesa profundizar, titulado precisamente ¿Los escritores sólo escriben a cambio de sexo? (I) y (II).

Abunda en ello Clay Shirky en su libro Excedente cognitivo:

A partir de la observación de varios ejemplos de participación como éstos, incluyendo especialmente la creación de software a partir del intercambio de contribuciones entre iguales (un modelo llamado software de código abierto), Benkler y Nisembaum concluyen que las motivaciones sociales refuerzan las personales; nuestras nuevas redes de comunicación fomentan la afiliación y el intercambio, y ambas son cosas buenas tanto por sí mismas como por lo que generan, y también proporcionan apoyo para la autonomía y la competencia.

(…) Este círculo cerrado de retroalimentación entre motivaciones personales y sociales es aplicable a la mayoría de los usuarios del excedente cognitivo, desde Wikipedia hasta PickupPal pasando por Grobanitas por la beneficencia.

Este anhelo por la palmadita en la espalda es tan poderosa que un usuario de Internet podría sencillamente fingir o impostar su actividad para recibir parabienes. Pensaréis que esto es justamente lo que ocurre en la vida real (alguien que compra una marca pirata para fingir que es verdadera a los ojos de los demás, por ejemplo). Sin embargo, en el ámbito de Internet resulta mucho menos costoso en todos los sentidos fingir que uno hace o deshace, apoya o condena, milita, siente, comparte.

Hasta el punto de que algunos investigadores del fenómeno de Internet consideran que muchos de los movimientos sociales que propician las redes sociales en realidad tienen más de espejismo que de militancia, de impostura social en busca de palmaditas que de verdadera entrega. Sencillamente porque basta un simple click para demostrar tu adhesión a cualquier causa, algo que sólo exige unos pocos segundos de tu tiempo.

 

Fuente: http://www.xatakaciencia.com/psicologia/me-gusta-el-efecto-del-elogio-en-internet