National Geographic y pseudociencia para niños

Comparto una nota de http://www.xatakaciencia.com

n19drhknp019o8jpg

Al consumir contenidos procedentes de medios generalistas, estamos acostumbrados a que dichos contenidos bordeen la pseudociencia o directamente que se enfanguen hasta las rodillas. No solo lo observamos en los principales periódicos de tirada nacional, donde se da voz de forma completamente acrítica e irresponsable a vendedores de humo. También lo observamos en los libros, e incluso en resvistas de divulgación científica, que en aras de vender más ejemplares deben tomar una deriva, digamos, punsetiana.

Por eso no deberíamos sorprendernos demasiado la portada que os muestro en esta entrada. Aunque quizá duela un poco más por dos motivos: el primero, que procede de National Geographic, la que abandera el lema “Atrévete a explorar”. El segundo, que está dirigido a los niños y adolescentes. Estamos hablando de la edición de febrero de 2014 de National Geographic Kids (versión en inglés).

n19drhknp019o8jpg

El tema que aborda la revista de marras es nada menos que determinar lo que dicen las piedras acerca de las personas, sobre todo si son piedras que corresponden con tu fecha de nacimiento. Sí, no tiene sentido. Y los de National Geographic deben de ser conscientes de ello, porque han añadido una advertencia al comienzo del artículo: “Si estas descripciones no coinciden, está bien. Éstas son sólo por diversión.”

n19drf3lfpklazpng

O sea, que lo que vais a leer es mentira, o puede ser verdad. Quién sabe. Si no concuerda nada de lo que leas, tampoco importa demasiado, no hace falta darle más vueltas, lo importante es pasarlo bien leyendo una lista con cada mes del año y su piedra preciosa correspondiente, y en cada piedra una breve descripción de lo que representa, todo mezclado con mitos y datos científicos. No se aclara cuál es cuál. ¿Para qué? Solo es para divertirse.

National Geographic publica un reportaje divulgativo sobre gemología, pero mezcla realidad y ficción indiscriminadamente porque es divertido. Y, sospecho, porque hace vender más ejemplares. Y posiblemente la mayoría de los niños sí sean capaces de distinguir qué partes de lo publicado son reales y qué partes son ficción. Lo verdaderamente preocupante es que no estamos ante un libro de fantasía de Harry Potter, sino ante una decisión editorial de la National Geographic Society, una de las mayores instituciones científicas y educativas más respetadas del mundo.

Uno se preogunta si es necesario recurrir a la pseudociencia para ser rentable, y hasta qué punto eso es bueno o malo a nivel social. También se pregunta uno si, como le sucedió a Punset, nos iremos quedando sin argumentos para defender una publicación si permite que se vayan infiltrando mitos y creencias no solo de forma sutil, sino como principal reclamo publicitario en la portada de la revista. Y sin olvidar a Punset, que ahora se retira de la divulgación para dedicarse en exclusiva a la autoayuda, no podéis dejar de leer esta lúcida reflexión al respecto por parte de Antonio Martínez Ron.

n19drd5vo9hit6png

Y si tenéis más tiempo, el libro de Richard Dawkins Destejiendo el arco iris, que demuestra de una forma profundamente pedagógica cómo la ciencia, si está bien explicada, resulta mucho más asombrosa y poética que cualquier otra manifestación artística. Como la ciencia, sin añadiduras, sin guiños pseudocientíficos (o reclamos a toda página), puede resultar igualmente atractiva y seductora, sobre todo para un niño.

Y no importa si entonces le arrebatamos a ese niño la magia, Santa Claus o las gemas místicas. Todos somos capaces de diferenciar realidad de ficción, y la ficción es igualmente disfrutable en su condición de ficción: no es necesario mentir para hacerla más espectacular. Con un añadido nada desdeñable, que separando magia y superstición de ciencia, la gente descubriría que es mucho más gratificante vivir en un mundo donde no existen los ogros ni las brujas, ni los monstruos de armario; dónde el trapo que guarda tu osito de peluche en las entrañas ha sido sustituido por un cerebro que piensa; donde existen millones de planetas y galaxias; donde los regalos que recibes proceden de alguien que te quiere (o quiere cumplir con los mandatos del convencionalismo social) y no de unos seres fantásticos que jamás has visto y que se olvidan de ti cuando realmente tienes un problema. Donde existe la incertidumbre y la duda y puedes investigarla, experimentar la satisfactoria sensación de la búsqueda; donde los fenómenos naturales nos revelan aspectos más sorprendentes que cualquier fértil imaginación pueda concebir. Y todo eso os lo dice un soñador que disfruta enormemente consumiendo ficción fantástica a espuertas.

Dicho lo cual, enmudezco mi parte de pitufo gruñón y os cedo la palabra: ¿qué opináis vosotros?

Fuente: http://www.xatakaciencia.com/no-te-lo-creas/national-geographic-y-la-pseudociencia?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+xatakaciencia+%28Xataciencia%29

Desprincesación. Una mirada desde la literatura y la Educación Sexual Integral

Comparto una nota de Habíaunaveztruz

En relación a los textos literarios y la Educación Sexual Integral, otra de las temáticas que abordamos en la escuela Ameghino durante 2012, fue lo que denominamos “desprincesación”. La desprincesación apunta a des-princesar, es decir a poner en cuestión la representación cultural de la princesa, en tanto estereotipo de género y  la posibilidad de interrogarnos acerca de este “ideal femenino” que conforma un verdadero modelo para las niñas.

Para ello, trabajamos en conjunto con la Prof. Beatriz Argiroffo y las docentes de Nivel Inicial y Primer Ciclo. Encontramos textos con una mirada develadora y crítica por parte de sus autoras, que retratan a princesas rodeadas de ejércitos de sirvientes, que no actúan autónomamente, encapsuladas en castillos, alejadas del mundo real, sujetas al deseo de otros e inhabilitadas para muchas cosas, por ejemplo, jugar.  Lo valioso también reside en los “clicks” y giros que van teniendo las historias, inspiradas en valores de emancipación y justicia, en ruptura con los mandatos. Los cuentos que elegimos:

  • “Había una vez una princesa”, de Graciela Montes y Elena Torres.
  • “¿Está lista la princesa?”, de Graciela Repún, Florencia Esses y Valeria Cis.
  • “Historia de una Princesa, su papá y el Príncipe Kinoto”, de María Elena Walsh.

portada-habia-una-vez-una-princesaesta-lista-la-princesa-9789500830751cuentopos

Reflexionamos sobre el rol de las princesas, las existencias subalternas que las rodean, las situaciones planteadas y los modos en que se rompe con lo establecido. esta-lista-la-princesa-interiorFundamentalmente lo hicimos a partir de la narración (también puede utilizarse el audio, en el caso del cuento de M.E. Walsh, con su propia voz), la lectura de las imágenes (en el caso del libro-álbum ¿Está lista la princesa? los chicos y chicas van mirando las ilustraciones bellas y repletas de detalles mientras escuchan el relato), el debate a partir de interrogantes (uno de los cuentos está directamente estructurado en base a preguntas además) y la dramatización. Ésta última, en particular, resultó una experiencia muy rica y lúdica para las niñas y los niños que rotaban para hacer de princesa y lxs diferentes sirvientxs que bañaban, vestían, peinaban, daban de comer, etc., encontrando las palabras para esos diálogos.

A continuación, el cuento de Walsh, que forma parte de “Cuentopos de Gulubú” y su versión, en video.

Historia de una Princesa, su papá y el Príncipe Kinoto Fukasuka
Esta es la historia de una princesa, su papá, una mariposa y el Príncipe Kinoto Fukasuka.
Sukimuki era una princesa japonesa. Vivía en la ciudad de Siu Kiu, hace como dos mil años, tres meses y media hora.

feria2011_sukimuki
En esa época, las princesas todo lo que tenían que hacer era quedarse quietitas. Nada de ayudarle a la mamá a secar los platos. Nada de hacer mandados. Nada de bailar con abanico. Nada de tomar naranjada con pajita. princesa sukimokiNi siquiera ir a la escuela. Ni siquiera sonarse la nariz. Ni siquiera pelar una ciruela. Ni siquiera cazar una lombriz. Nada, nada, nada. Todo lo hacían los sirvientes del palacio: vestirla, peinarla, estornudar por… –atchís–, por ella, abanicarla, pelarle las ciruelas. ¡Cómo se aburría la pobre Sukimuki!princesa sukimoki 2
Una tarde estaba, como siempre, sentada en el jardín papando moscas, cuando apareció una enorme Mariposa de todos colores. Y la Mariposa revoloteaba, y la pobre Sukimuki la miraba de reojo porque no le estaba permitido mover la cabeza.
–¡Qué linda mariposapa! –murmuró al fin Sukimuki, en correcto japonés.
Y la Mariposa contestó, también en correctísimo japonés:

–¡Qué linda Princesa! ¡Cómo me gustaría jugar a la mancha con usted, Princesa!
–Nopo puepedopo –le contestó la Princesa en japonés.
–¡Cómo me gustaría a jugar a escondidas, entonces!
–Nopo puepedopo –volvió a responder la Princesa haciendo pucheros.
–¡Cómo me gustaría bailar con usted, Princesa! –insistió la Mariposa.
–Eso tampococo puepedopo –contestó la pobre Princesa.
Y la Mariposa, ya un poco impaciente, le preguntó:
–¿Por qué usted no puede hacer nada?
–Porque mi papá, el Emperador, dice que si una Princesa no se queda quieta, quieta, quieta como una galleta, en el imperio habrá una pataleta.
–¿Y eso por qué? –preguntó la Mariposa.
–Porque sípi –contestó la Princesa–, porque las Princesas del Japonpón debemos estar quietitas sin hacer nada. Si no, no seríamos Princesas. Seríamos mucamas, colegialas, bailarinas o dentistas, ¿entiendes?
–Entiendo –dijo la Mariposa–, pero escápese un ratito y juguemos. He venido volando de muy lejos nada más que para jugar con usted. En mi isla, todo el mundo me hablaba de su belleza.
A la Princesa le gustó la idea y decidió, por una vez, desobedecer a su papá.
Salió a correr y bailar por el jardín con la Mariposa.
En eso se asomó el Emperador al balcón y al no ver a su hija armó un escándalo de mil demonios.
–¡Dónde está la Princesa! –chilló.
Y llegaron todos sus sirvientes, sus soldados, sus vigilantes, sus cocineros, sus lustrabotas y sus tías para ver qué le pasaba.
–¡Vayan todos a buscar a la Princesa! –rugió el Emperador con voz de trueno y ojos de relámpago.
Y allá salieron todos corriendo y el Emperador se quedó solo en el salón.
–¡Dónde estará la Princesa! –repitió.
Y oyó una voz que respondía a sus espaldas:
–La Princesa está de jarana donde se le da la gana.
El Emperador se dio vuelta furioso y no vio a nadie. Miró un poquito mejor, y no vio a nadie. Se puso tres pares de anteojos y, entonces sí, vio a alguien. Vio a una mariposota sentada en su propio trono.
–¿Quién eres? –rugió el Emperador con voz de trueno y ojos de relámpago.
Y agarró un matamoscas, dispuesto a aplastar a la insolente Mariposa.
Pero no pudo.
¿Por qué?
Porque la Mariposa tuvo la ocurrencia de transformarse inmediatamente en un Príncipe. Un Príncipe buen mozo, simpático, inteligente, gordito, estudioso, valiente y con bigotito.

El Emperador casi se desmaya de rabia y de susto.
–¿Qué quieres? –le preguntó al Príncipe con voz de trueno y ojos de relámpago.
–Casarme con la Princesa –dijo el Príncipe valientemente.
–¿Pero de dónde diablos has salido con esas pretensiones?
–Me metí en tu jardín en forma de mariposa –dijo el Príncipe– y la Princesa jugó y bailó conmigo. Fue feliz por primera vez en su vida y ahora nos queremos casar.
–¡No lo permitiré! –rugió el Emperador con voz de trueno y ojos de relámpago.
–Si no lo permites, te declaro la guerra –dijo el Príncipe sacando la espada.
–¡Servidores, vigilantes, tías! –llamó el Emperador.
Y todos entraron corriendo, pero al ver al Príncipe empuñando la espada se pegaron un susto terrible.
A todo esto, la Princesa Sukimuki espiaba por la ventana.
–¡Echen a este Príncipe insolente de mi palacio! –ordenó el Emperador con voz de trueno y ojos de relámpago.
Pero el Príncipe no se iba a dejar echar así nomás.
Peleó valientemente contra todos. Y los vigilantes se escaparon por una ventana. Y las tías se escondieron aterradas debajo de la alfombra. Y los cocineros se treparon a la lámpara.

Cuando el Príncipe los hubo vencido a todos, preguntó al Emperador:
–¿Me deja casar con su hija, sí o no?
–Está bien –dijo el Emperador con voz de laucha y ojos de lauchita–. Cásate, siempre que la Princesa no se oponga.
El Príncipe fue hasta la ventana y le preguntó a la Princesa:
–¿Quieres casarte conmigo, Princesa Sukimuki?
–Sípi –contestó la Princesa entusiasmada.
Y así fue como la Princesa dejó de estar quietita y se casó con el Príncipe Kinoto Fukasuka. Los dos llegaron al templo en monopatín y luego dieron una fiesta en el jardín. Una fiesta que duró diez días y un enorme chupetín. Así acaba, como ves, este cuento japonés.

M. E. Walsh, en “Cuentopos de Gulubú”. 

El video del cuento relatado por María Elena Walsh puede encontrarse en

http://youtu.be/AcqlTCeaoh8

Fuente: http://udlerlorena.wordpress.com/2013/06/02/desprincesacion-una-mirada-desde-la-literatura-y-la-educacion-sexual-integral/

Cómo enseñar a leer a mi hijo / hija

Comparto una nota de Educación – UnComo.com

Cómo enseñar a leer a mi hijo / hija

Cómo enseñar a leer a mi hijo / hija

El reconocimiento de las palabras es una faceta muy importante de la lectura y gracias a este acceso a la lectura, damos a nuestros hijos una autonomía personal muy grande. Desde casa podemos enseñar a leer a nuestro hijo/a y disfrutar de la experiencia de descubrir el mundo de la lectura; la recomendación general es empezar cuando el niño tenga alrededor de dos años. Y la regla principal para que esta actividad funcione y sea útil es la paciencia. Desde unComo, te mostramos algunos trucos básicos sobre cómo enseñar a leer a tu hijo.

Instrucciones

En primer lugar, se recomienda utilizar libros con muchas ilustraciones, que se deberán ir explicando. El siguiente paso será el uso de libros con dibujos y letras unidas formando sílabas y finalmente libros con dibujos y con una o dos palabras.

Sobre todo deberemos buscar cuentos y libros que motiven al niño/a y le entusiasmen. La actitud del pequeño será primordial y, ante todo, debemos conseguir que tenga ganas de aprender a leer.

Asimismo, se pueden usar tarjetas y un rotulador grueso para escribir los nombres de los objetos de la casa y etiquetarlos: silla, mesa, cama, lavabo, etc. Así el niño se familiarizará con las palabras.

Los niños imitan a sus padres: si ven que sus padres leen, ellos también querrán hacerlo. Esta será una de las principales premisas para fomentar la lectura infantil, deberás predicar con el ejemplo.

También es muy útil leer diariamente cuentos a los niños, primero el padre o madre y después pedirle al niño que lo cuente él. Aunque no sepa leer lo interpretará a su manera.

Cuando ya empiece a saber leer, será bueno decir al niño lo que aparece escrito en cualquier elemento de su entorno: panel publicitario, revista, caja de cereales, etc. Así se fomenta su curiosidad y llegará el día en que diga: ¿Qué pone aquí?.

Si deseas leer más artículos parecidos a cómo enseñar a leer a mi hijo / hija, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Educación desde casa.

Necesitas

  • Libros
  • Cuentos

Consejos

  • Si leemos a nuestros hijos, conseguiremos que estos muestren interés en la lectura.
  • El interés y la motivación son una parte muy importante en la adquisición de cualquier habilidad.

Sigue leyendo: http://educacion.uncomo.com/articulo/como-ensenar-a-leer-a-mi-hijo-hija-708.html#ixzz2p0iAwoC5

A pesar de los esfuerzos de la industria del copyright, ¡los ciegos de todo el mundo podrán leer!

Comparto una nota muy interesante del blog http://manzanamecanica.org

(Niño chileno leyendo Papelucho en Braille)Desde hace 5 años que en la OMPI (Organización Mundial de Propiedad Intelectual) se debate un tratado para permitir la creación de libros para ciegos. Actualmente, se requiere la autorización expresa del titular del copyright de una obra para poder crear un libro para ciegos (por ejemplo en Braille o como audiolibro), lo que en la práctica significa que estos libros sólo existen cuando hay una ganancia comercial de por medio.

Las consecuencias son desastrosas. En los países en desarrollo, menos del 1% de los libros están disponibles en formato accesible, y menos del 5% en los países desarrollados.

En España la organización ONCE tiene más de 100.000 libros en castellano traducidos a sistema Braille, mientras que las bibliotecas especializadas en Colombia, Nicaragua, México, Uruguay y Chile tienen 9.000 libros en total, entre todas ellas (como Papelucho, el libro que lee el niño de la foto). Los libros que tiene ONCE podrían ser reproducidos inmediatamente en los países de latinoamérica, pero hacerlo es ilegal de acuerdo a las actuales leyes de copyright. Las bibliotecas de cada país de América Latina tienen que repetir separadamente el mismo esfuerzo que ya realizó ONCE, y está claro que no tienen los fondos para hacerlo.

El tratado [texto consolidado del 22 de junio de 2013] busca ser lo más amplio posible, y considerar cualquier formato para el material. El caso más obvio es un libro o una ilustración impresa. Pero una película o un vídeo educacional también podría haber sido considerado parte del tratado, por ejemplo entregando una descripción en Braille de lo que está sucediendo en la pantalla, para que la persona pueda escuchar la narración y al mismo tiempo entender lo que está sucediendo.

¿Quiénes se opusieron?

Como era de esperarse, la industria del entretenimiento estadounidense ha torpedeado el acuerdo desde sus inicios. KEI ha documentado a través de 142 páginas de e-mails cómo la MPAA (el lobby de la industria del cine) consiguió que la oficina de Propiedad Intelectual estadounidense actuara a través de sus embajadas para evitar que el tratado incluya usos justos. The Guardian ilustraba en un artículo la situación por la que pasaba el tratado en los últimos días de su negociación:

muchos delegados de países en desarrollo están preocupados porque las excepciones al copyright en el tratado final serán tan complejas que las harán virtualmente inútiles para la gente ciega o con impedimentos visuales en el sur global.

Knowledge Ecology International (KEI), una organización sin fines de lucro con sede en Washington y Ginebra, identificó una lista de las empresas que trabajaron en contra de este tratado. La lista incluye a General Electric, Disney, Viacom, Exxon Mobil, y Caterpillar, estas últimas preocupadas de que introducir excepciones para ciegos en temas de derecho de autor, podría abrir la puerta para que se introdujeran excepciones en temas de patentes que beneficiaran a personas con discapacidad.

El resultado

El tratado fue finalmente aprobado en Marruecos esta semana. KEI considera que en la versión final del tratado prevalecieron los puntos principales que benefician el acceso al conocimiento:

Hay algunas áreas donde el tratado podría haber sido mejor, pero los negociadores de EE.UU. y Europa respondieron notablemente a los lobbies de la industria editorial. Pero, el resultado muestra un cambio en el poder de las negociaciones globales sobre derechos de propiedad intelectual. EE.UU. y Europa fallaron en su intento de bloquear o hacer inefectivo el tratado. Los países en desarrollo formaron fuertes lazos con varios países independientes como Australia, Canadá, Suiza e incluso Japón para mover el tratado en una dirección positiva.

¡Felicitaciones a los que trabajaron cinco años para conseguir este acuerdo!

 

Fuente: http://manzanamecanica.org/2013/06/a_pesar_de_los_esfuerzos_de_la_industria_del_copyright_los_ciegos_de_todo_el_mundo_podran_leer.html

¿Que ventajas tiene aprender pronto a leer?

Comparto una nota de http://www.xatakaciencia.com

 

consejos-para-aprender-a-leer

Según una investigación de la Universidad de Edimburgo recién publicada en la revista Psychological Science, tanto las habilidades en la lectura como las habilidades matemáticas que muestra una persona al cumplir siete años de edad contribuyen a predecir cuál será su estatus socieconómico cuando alcance la vida adulta. Quienes presentan mayores competencias en los dos ámbitos son los que obtenían mayores ingresos económicos a la edad de 42.

Esta correlación se ha establecido a través de la amplia base de datos del estudio National Child Development del Reino Unido, que llevó a cabo un seguimiento durante 50 años a 17.000 personas nacidas en 1958.

Según Stuart Ritchie, coautor del estudio, aún es necesario realizar más análisis para separar los efectos de la genética y los efectos del ambiente en estos resultados:

Hemos demostrado que las habilidades básicas adquiridas en la infancia no son solo una cuestión curricular: influyen en cómo te va en la vida a largo plazo. (…) El estudio que estamos adelantando ahora, que es con gemelos, nos permitirá separar los factores genéticos de los ambientales.

Otras ventajas de leer

Los cerebros lectores entienden de otra manera el lenguaje, procesan de manera diferente las señales visuales; incluso razonan y forman los recuerdos de otra manera, tal y como señala la psicóloga mexicana Feggy Ostrosky-Solís.

Pero ¿qué pasa exactamente, en tiempo real, en el cerebro de una persona que lee y entiende lo que lee, a diferencia de una persona que simplemente mira las imágenes en una pantalla o escucha las palabras de un cuentista? En 2009, la revista Psychological Science publicó un estudio al respecto, llevado a cabo en el Laboratorio de Cognición Dinámica de la Universidad de Washington, cuya principal investigadora fue Nicole Speer.

Los lectores simulan mentalmente cada nueva situación que se encuentran en una narración. Los detalles de las acciones y sensaciones registrados en el texto se integran en el conocimiento personal de las experiencias pasadas. Las regiones del cerebro que se activan a menudo son similares a las que se activan cuando la gente realiza, imagina u observa actividades similares en el mundo real.Lo que también sugiere una investigación es que el cerebro se entrena de un modo diferente si leemos clásicos o leemos contemporáneos (o dicho de otro modo, si leemos textos de palabras complejas, extrañas, rebuscadas o cuya definición ignoramos).

Es al menos lo que sugiere un experimento que consistió en monitorizar la actividad cerebral de un grupo de voluntarios mientras leían una serie de libros, que ha sido llevado a cabo por un equipo de científicos, psicólogos y académicos de la lengua de la Universidad de Liverpool. Los clásicos que se leyeron pertenecían a las plumas insignes de Shakespeare, William Wordsworth y T.S. Eliot, entre otros.

Al parecer, el escaneo cerebral no dejó lugar a dudas: los clásicos consiguieron disparar la actividad cerebral porque suponían un reto mayor. Al adaptarse las obras a un lenguaje más moderno y el efecto cognitivo suplementario se diluyó. El estudio también apunta que la poesía incrementa la actividad en el hemisferio derecho del cerebro.

 

Fuente: http://www.xatakaciencia.com/psicologia/que-ventajas-tiene-aprender-pronto-a-leer

Open Book, un rincón de lectura compacto

Open Book, un rincón de lectura compacto

Comparto una nota del Blog: http://www.decoesfera.com  Open Book es un rincón de lectura compacto en el que podemos sentarnos a leer cómodamente y almacenar nuestros libros y revistas al mismo tiempo. Open Book surgió de la necesidad, pues fue diseñado … Sigue leyendo

Tu voto: