Apuntes Psicología Social – Grupo – Enrique Pichón Rivière

Comparto apuntes de la materia “Teoría de los Grupos” del primer año de la carrera de Operador en Psicología Social.

TEORÍA DE LOS GRUPOS.

grupos_vida_m

Pichón inició su vida en Europa, y creció en el contexto del Chaco argentino. Este contraste marcó su vida y delineó su mirada teórica. EL encuentro contradictorio de estas dos culturas, y las características de su estructura familiar operaron como un desafío, alimentando su vocación humana y su necesidad de indagar.

Alrededor de 1.910, la familia se instala en un contexto particular, una zona semiselvática, en condiciones precarias, en medio de una plantación de algodón donde un grupo de indios de esa comunicad eran contratados como mano de obra. La lucha entre el blanco y el indio era característica de la época, los guaraníes eran prejuiciosamente considerados ladrones, agresivos y violadores mientras que los blancos eran vistos como hombres cultos y preparados para ejercer el poder. La experiencia de vida de Pichón, era totalmente diferente y opuesta, ya que los vivía como una comunidad pacífica y organizada, pero afectada por los prejuicios sociales y siendo víctimas de la exclusión y el maltrato.

Estos hechos direccionaron la mirada de Pichón Riviere hacia la población marginada, primero los indígenas, y más tarde ya dentro del ejercicio de su profesión de psiquiatra alrededor de la década del 40, su estancia en el Asilo de las Torres y el Hospicio de la Merced, lo pusieron nuevamente frente a este tema. El enfermo mental, como parte de las minorías, es mirado como “diferente”, peligroso y despojado de todo. La palabra del enfermo es desestimada por mentirosa y por ser una interpretación errónea de la realidad, sin embargo podemos pensar que así como en su relato el enfermo mental distorsiona la realidad (dado su padecimiento) también devela, denuncia y revela sobre el acontecer de su entorno.

Este prejuicio en la mirada hacia el diferente, obra como un obstáculo permanente en la comunicación entre los sujetos, y es aquí donde se anula y estanca la posibilidad de relación entre ellos. Pero esta situación prejuiciosa, no es una situación alojada en “la sociedad” sino en los pequeños grupos que la forman. La familia, la escuela, las fábricas y centros laborales o de descanso. El fenómeno de transculturación vivido por Pichón y los movimientos migratorios, fomentan esta situación, generando por parte del recién llegado, una adaptación pasiva basada en la identificación rápida con el entorno, o una más activa en un intento por ser parte pero sosteniendo la identidad propia y la cultura. Pero muchas veces “la enfermedad” o no adaptación es un resultado posible.

Enrique Pichón Riviere consideró a la familia como unidad básica de análisis, para pensar al interior de ella, las situaciones generales: la integración, la forma de comunicarse, la manera de enfermar y el trato para con los mismos. Los enfermos, al interior de un grupo familiar, solían ser internados y abandonados por sus familias. Alrededor del año 1.950 de unos 4.500 enfermos mentales alojados en el actual Hospital Borda, el 60% no recibían visita alguna de su entorno y del grupo de enfermeros que los atendían más de la mitad no estaban académicamente capacitados para la atención de la enfermedad mental, aunque sí contaban con una enorme fuerza de voluntad para hacerlo.

Podríamos evocar más experiencias en relación a la problemática de la marginación y la mirada de Pichón sobre ellas, pero nos adentraremos en la definición de GRUPO que él hace para descubrir en ella los elementos que marcaron la experiencia del autor.

Para la sociología el grupo es un objeto mirado desde afuera, poniendo el interés en la estructura (externa) del mismo. La psicología social a la que adherimos va a considerar al grupo desde su interioridad, como un espacio de interacción donde se despliega una dramática particular y donde los sujetos se mueven según sus matrices, entrelazándose a partir de las mismas.

Durante su residencia en el hospicio, y ante la problemática que se presentaba, Pichón pensó en una posible solución: el trabajo grupal, tomando como organizador la comunicación entre los integrantes heterogéneos del mismo, y la posibilidad de conocer sobre la enfermedad mental, conceptualizando sobre ella. Desde la experiencia, Pichón logra la comprensión de que ciertas condiciones de existencia condicionan a los sujetos, y que los sujetos no pueden ser comprendidos fuera de su cotidianidad.

Para Enrique Pichón Riviere un GRUPO es un
“Conjunto restringido de personas, que ligadas por constantes de tiempo y espacio y articuladas por su mutua relación interna se proponen, en forma explícita e implícita, la realización de una tarea que constituye su finalidad, interactuando a través de complejos mecanismos de asunción y adjudicación de roles”

La lectura de la definición nos pone delante del conjunto de conceptos fundamentales para la psicología social: Sujeto, tarea, mutua representación interna y roles.

Al mencionar al conjunto “restringido” Pichón no refiere a una condición numérica, sino a la posibilidad de interacción, es decir a la posibilidad de que entre los individuos se dé un intercambio no sólo de palabras y conceptos, sino de lograr la pertenencia a un determinado lugar. Así continúa la definición mencionando “constante de tiempo y espacio” que se relaciona con la el momento en que los integrantes del grupo comparten el cara a cara: un determinado día, a una determinada hora y por una cantidad de tiempo establecido.

Se da interacción en tanto se da un interjuego que se efectiviza cuando con la presencia de un sujeto y la respuesta del otro, y la posibilidad de anticiparla. El intercambio de mensajes permite afirmar la interacción, implica procesos de comunicación y vehiculiza el aprendizaje, en tanto promueve cambios internos en el sujeto.

Interesante son los planteos en relación a pensar la posibilidad de una trama vincular o campo de interacción entre quienes integran un grupo virtual. Marc Auge, define la posibilidad de los lugares y no lugares, refiriéndose a la existencia no sólo de lugares físicos sino también de …”espacios legitimados por un universo simbólico, un espacio que fija puntos de referencias que permite la identificación y la identidad relacional e histórica”… Así el sujeto se relaciona con otros, genera pertenencia y por medio de actos de locución (palabra escrita, entre otras posibilidades) se crea lo social, se intenta cambiar la realidad.

Pero no alcanza solamente con la presencia y/o la palabra, un elemento fundamental, organizador del grupo, es la posibilidad de internalización recíproca de los sujetos. La mutua representación interna es una operación psíquica por el cual cada uno de los integrantes ingresa al mundo interno de los otros sujetos, proceso que se dará de forma paulatina y sosteniéndose en la interacción que se dé entre las personas.

Pichón plantea que el “mundo interno” del sujeto es como un escenario donde se internalizan (se ubican) las representaciones de objetos y relaciones del mundo exterior. A partir de esta concepción las cosas de la realidad exterior, se escenifican en el interior de los sujetos, y luego a través de la conducta, las representaciones internas se representan exteriormente en los grupos a los que el sujeto pertenece, dando a los demás sujetos la posibilidad de internalizarlo también.

Podemos hablar de una estructura dialéctica, en la que se da un reconocimiento de sí y del otro, en un proceso en espiral, en el vínculo cada sujeto reconoce al otro como diferente de sí y articulándose en un relación permanente entre el mundo interno de cada sujeto y su contexto. Así el YO se transformará en un NOSOTROS, y va apareciendo la pertenencia, caracterizada por el sentimiento de integrar el grupo, de identificarse con los acontecimientos del grupo.

Otro elemento central de la conceptualización es “la tarea” que el grupo se propone de manera implícita y explícita. La tarea está dada por aquellas serie de acciones que el sujeto realiza para llegar al objetivo o meta que se propone, la misma es una situación dialéctica entre necesidad y satisfacción.

La tarea es proceso de interacción, dentro de un sistema donde los integrantes buscan cumplir un objetivo y satisfacer una necesidad. La tarea explícita es una función específica, cuando los integrantes están inmersos en el aprendizaje formal, propiamente dicho (en el caso de la carrera que los convoca) Al mismo tiempo subyace otra tarea, la implícita, que son aquellas acciones que están orientadas a la construcción del grupo como tal, es decir que permiten la formación de una trama vincular entre los integrantes, condición para que la tarea explícita puedan concretarse.

El grupo tiene, entonces, dos tareas: la explícita, que se relaciona con lo expresado o propuesto, llegar al objetivo final, en este caso “formarse como operadores en psicología social”. Y la tarea implícita que se relaciona con la conformación del grupo y la construcción de la trama vincular.

Queda mencionar entonces los complejos mecanismos de adjudicación y asunción de roles, los roles refieren en primera instancia, al lugar que cada integrante toma en la dinámica grupal. Los mismos se configuran en el cruce entre la verticalidad del sujeto, y la horizontalidad del grupo, en el entrecruzamiento con la situación actual (transversalidad). Es un proceso inconsciente que se da al interior del grupo, durante su dinámica.

Sin embargo, la cuestión del desempeño es decir, del lugar que cada sujeto toma o función que cumple hace referencia al concepto de “status”. Los roles son “situacionales”, es decir dependen de la dinámica del momento, de un aquí y ahora, en relación con la tarea que se cumple.

El grupo es un escenario donde se adjudican y asumen roles que pertenecen al grupo interno, o escena, de cada integrante. Pero también se ponen en juego escenas de situaciones sociales. En la dramatización de esas escenas cada sujeto ocupa un rol de la situación grupal.
Asume un rol, aquel que adopta un comportamiento similar al de los personajes de su escena interna. Y lo adjudica aquel que le atribuye a otro un comportamiento tal como el de algún personaje de dicha escena. Recordemos que este mecanismo es inconsciente, y se da en una relación de complementariedad. Yo te adjudico un rol y asumo el que lo complementa: Vos me proteges y yo soy tu protegido.

Conocer, deconstruir y volver a construir el concepto de GRUPO de Enrique Pichón Riviere, nos invita una vez más a pensar en la concepción de sujeto pichoniano, quien en el interjuego entre necesidad y satisfacción, fundante de toda tarea y del aprendizaje, será definido como sujeto activo, de la acción situándolo a partir de las tareas que resuelve, en su dimensión histórica, a partir de su cotidianidad.

Anuncios

Apuntes Psicología Social – Grupo

Comparto un apunte de la materia “Teoría de los Grupos” de Primer Año de la carrera de Operador en Psicología Social.

1277998793nwby6j

TEORÍA DE LOS GRUPOS:

El recorrido teórico que iniciaremos tiene como objetivo conocer el significado del vocablo GRUPO, no sólo desde lo etimológico, sino también en cuanto a la carga de significación que fue tomando, en estricta relación con el contexto histórico social.

Cabe mencionar que el vocablo GRUPO es un término relativamente moderno, ya que en la antigüedad no se conoce un concepto que lo referencie y tampoco se manifiesta la necesidad de mencionarlo, de ponerle un nombre. No se da esto por la “no existencia” de situaciones colectivas o de grupo, sino por la invisibilidad con que se revestía a la situación.

Podemos pensar entonces que los pequeños grupos o colectivos no tenían la suficiente relevancia como para formar parte de la producción de representaciones del mundo social, es decir no merecían un nombre y su significación.

Tanto el término francés GROUPE como el castellano GRUPO, derivan del italiano GROPPO o GRUPPO, que hace referencia a un “conjunto de personas esculpidas o pintadas”. Tiempo después, se lo reconoce como “reunión de personas”, y con este significado se incorpora al lenguaje coloquial.

El GROPPO SCULTÓRICO refiere a las esculturas que durante la época medieval se mostraban adheridas, integradas al edificio y que a partir del Renacimiento cobran volumen, se separan de los mismos y pueden ser apreciadas caminando a su alrededor, cobrando sentido como conjunto y no de manera aislada.

El término GROPPO, podría derivar del antigua provenzal GROP, que significa NUDO, y del término germano KRUPPA como masa redondeada, aludiendo a la forma CIRCULAR.

Estas significaciones están presentes en la reflexión actual sobre lo grupal. NUDO puede remitir al grado de cohesión entre los miembros de un grupo, y podemos plantear un interrogante, que nos ayude en la elaboración de esta idea: ¿Qué anudamientos o desanudamientos se organizan al interior de un conjunto de personas?

La masa redondeada porta la idea de círculo, en sentido de reunión de personas y una particular estructuración de los intercambios entre ellas. Desde las tradiciones más antiguas, esta forma de ubicación es incorparada y pensada cuando los hombres se pueden pensar “a igual distancia de Dios”.

El GROPPO aparece en el renacimiento, momento de cambios políticos, económicos y sociales; momentos en que va tomando forma, haciéndose lugar las prefiguraciones del INDIVIDUO. También se produce un proceso de transformación que modifica los grandes agrupamientos de la sociedad feudal hasta la conformación de la familia nuclear moderna. Ya con la llegada de la sociedad industrial, surge la temática de la identidad personal, las diferenciaciones entre lo público y la privado y un cambio fundamental en la vida cotidiana, la consideración del libre albedrío y la felicidad personal.

Sigue leyendo

Nuestra pareja ideal en el grafo social de Facebook

Comparto una nota del Blog El Caparazón

No es nuevo para los lectores de El caparazón destacar cómo las redes sociales están recogiendo y posibilitando el análisis de datos hasta el punto de confirmar o apuntar hacia nuevas teorías del comportamiento psicosocial. La investigación de Jon Kleinberg desde la Universidad y Lars Backstrom desde Facebook no hace más que sumarse a las muchas existentes en el tema.

28bits-lohr-tmagArticle-v2La imagen nos muestra la representación gráfica de la red de una persona en Facebook y resulta representar las posibilidades de cualquier relación de esta con cualquiera de sus contactos. Los datos corresponden a 1.3 millones de usuarios anónimos, seleccionados de forma aleatoria de entre los que aparecen como “en una relación” o “casados/as”, tienen más de 20 años y desde 50 a 2000 amigos. En términos de redes estaríamos hablando de 379 millones de nodos y 8.6 mil millones de enlaces.

Pues bien… parece que la clave para una buena relación no está en el número de amigos/as que se comparten (“embeddedness”, enraizamiento o integración profunda, en términos de redes sociales) sino en otro concepto del análisis de redes que resulta indicar todo lo contrario: la dispersión, la medida en que los amigos comunes de la pareja no están conectados entre sí.

Podéis ver en el gráfico cómo se dibujan los distintos tipos de relación. La zona inferior dibuja las relaciones con el vecindario, mientras que el cluster superior representa los compañeros/as de trabajo, cuyas relaciones entre sí son mucho más frecuentes. A la derecha aparecen los antiguos compañeros de clase, mientras que el nodo (amigo) que está más abajo en el cuadrante izquierdo, conectando dos clusters de alta densidad es la pareja del usuario representado.

Así, parece que la pareja ideal es, en palabras de los investigadores, el puente entre distintos universos sociales para una persona.

El algoritmo utilizado permite identificar a la pareja de un usuario en el 60% de las ocasiones. Y curiosamente, cuando el algoritmo falla suele denotar que la relación está en peligro. Una pareja en una relación declarada que no cumpla con el patrón de alta dispersión tiene el 50% más de probabilidades de ruptura que las parejas que lo cumplen durante los dos meses siguientes.

Una última curiosidad.. hemos hablado a veces de responsabilidad social, de cómo los servicios de redes sociales masivos, como Facebook, deberían tener la máxima sensibilidad posible hacia los movimientos de open data, de puesta a disposición a investigadores de sus datos con fines científicos. Que en este caso la investigación haya servido para describir comportamientos sociales científicamente relevantes ha resultado un efecto colateral. Para Facebook, buscando siempre maximizar la personalización de anuncios y noticias para cada usuario (en eso se basan las bondades de su publicidad), la investigación iba destinada a determinar qué contenidos resultaban más interesantes para llenar el News Feed de cada usuario según la tipología de sus contactos.

Fuente: http://www.dreig.eu/caparazon/2013/11/01/pareja-ideal-grafo-social/