¿Qué pasaría si todos los chinos saltaran simultáneamente?

Comparto una nota de http://www.xatakaciencia.com

 

Uno de los mitos más cartoonescos que corren por ahí dice que si todos los chinos saltaran a la vez, alterarían el eje de rotación de la Tierra. Ello se debería, presumiblemente, a que chinos hay muchos.

¿Cuánta veracidad le podemos otorgar a este mito?

chinos-saltando1

En primer lugar debemos asumir la premisa de que no hay tantos chinos como creemos. De hecho, ni siquiera hay demasiados seres humanos. De acuerdo, tal vez haya muchos seres humanos si tenemos en cuenta el gasto energético de cada uno de ellos según los estándares actuales. Pero en peso bruto, para entendernos, la masa de seres humanos en la Tierra es despreciable: de hecho, todos los seres humanos del mundo podrían instalarse en casas unifamiliares y cabrían holgadamente en el estado de Texas.

Pero vayamos a las cifras. Por ser optimistas, imaginemos que cada chino pesara 100 kg. Si hay mil millones de chinos, entonces estamos manejando un peso de 100 mil millones de kg impactando súbitamente contra la superficie del planeta. ¿Os parece mucho?

Hoy se sabe que nuestro planeta pesa uno 5.975 trillones de toneladas. Es decir, un 6 seguido de 24 ceros. La proporción del peso de los chinos, entonces, se queda en un ligero soplo de aire. La Tierra pesa diez billones de veces más que todos sus habitantes humanos juntos.

Tal y como compara Daniel Closa i Autet en 100 mitos de la ciencia, sería como si una mosca saltara sobre la superficie de un barco.

Bueno, en realidad la Tierra no pesa nada, es sola una manera de hablar. Para que un cuerpo pese, su masa debe ser sometida a una atracción gravitatoria. Es decir, cuando calculamos el peso de cualquier objeto debemos tener en cuenta la fuerza de gravedad con que la Tierra atrae a su masa, por lo que no podemos hablar de ‘peso’ de la Tierra porque no se atrae a sí misma.

Además, China es un territorio muy amplio, y en el mito no se especifica cómo estarían distribuidos los habitantes durante el salto simultáneo. Pero no importa: ni siquiera en el país con más densidad demográfica de Europa, por ejemplo, podríamos afectar a la Tierra tras un salto unánime.

También hay que tener en cuenta que la masa no lo es todo, también importa la velocidad. Para que ésta fuera decisiva, el salto debería salir del sistema, o sea, de la Tierra:

Aunque el planeta fuera muy pequeño y los chinos muy pesados, para modificar la trayectoria de la Tierra sería necesario aplicar una fuerza exterior al sistema. A la práctica, eso significaría que, cuando los chinos saltaran, ellos saldrían en una dirección y el planeta en dirección contraria, a causa de la fuerza que habrían aplicado los saltadores para hacer el salto. Y, acto seguido, los chinos caerían al suelo por la gravedad, pero la Tierra también se desplazaría hacia los chinos, también por la gravedad, porque esto funciona en todas direcciones. Al final, el resultado global es que todo quedaría igual que estaba en principio.

Secuencias Time-lapse de la Tierra vista desde la Estación Espacial Internacional (ver en 1080 HD)

Compartido por http://urielarte.wordpress.com

Fuente: http://urielarte.wordpress.com/2013/05/06/secuencias-time-lapse-de-la-tierra-vista-desde-la-estacion-espacial-internacional-ver-en-1080-hd/

Post Nº 100 – Carl Sagan: Pale blue dot – Un pálido punto azul

Este es un post especial: el post Nº 100. Por eso me gustaría compartir un video especial, de Carl Sagan, que tiene mucho para decir…

 

 

La imagen más lejana de la Tierra fue tomada el 14 de Febrero de 1990 por una de las sondas Viking tras dejar atrás Neptuno. Antes de abandonar el sistema solar la sonda se giró y tomo esta fotografia donde nuestro planeta, a 6000 millones de kilometros, aparece como una mota de polvo suspendida en el espacio.

palido-punto-azul

Esta imagen fue seleccionada como una las de diez mejores fotografías científicas del espacio de la historia.

Con motivo de esta imagen, nuestro admirado Carl Sagan realizó estas hermosas reflexiones sobre lo que representa ese “palido punto azul” al que llamamos Tierra.

 

El más distante punto… asi, tal vez no tenga particular interés, pero para nosotros es diferente.Consideremos nuevamente este punto. Eso es aquí, Es nuestro hogar. Eso somos nosotros. En él estan todos los que amamos, todo los que conoces, todos de quiénes haz oído hablar, y todos los seres humanos, quiens fueran que han vivido sus vidas. La suma de nuestra alegría y sufrimiento, miles de confiadas religiones, ideologías y doctrinas económicas, cada cazador y recolector, cada héroe y cobarde, cada creador y destructor de la civilizaciones, cada rey y cada campesino, cada joven pareja de enamorados, cada madre y padre, cada esperanzado niño, inventor y explorador, cada maestro de moral, cada político corrupto, cada “superestrella”, cada “líder supremo”, cada santo y pecador en la historia de nuestra especie vivió ahí: en una mota de polvo suspendida en un rayo de Sol.
La Tierra es un muy pequeño escalón en una vasta arena cósmica. Piensa en los ríos de sangre derramados por todos esos generales y emperadores, para que, en gloria y triunfo, pudieran convertirse en amos momentáneos de una fracción de un punto. Piensa en las interminables crueles visitas que los habitantes de una esquina de ese pixel hicieron contra los apenas distinguibles habitantes de alguna otra esquina; lo frecuecia de sus malentendidos, lo impacienacia por matarse unos a otros, la generación de fervientes odios. Nuestras posturas, nuestra imaginada auto-importancia, la falsa ilusión de tener una posición privilegiada en el Universo, son desafiadas por este pálido punto de luz.

Nuestro planeta es una mota solitaria en la inmensa oscuridad cósmica. En nuestra oscuridad, en toda esta vastedad, no hay ni un indicio de que la ayuda llegará desde algún otro lugar para salvarnos de nosotros mismos. La Tierra es el único mundo conocido hasta ahora que alberga vida. No hay ningún otro lugar, al menos en el futuro cercano, al cual nuestra especie pudiera migrar. ¿Visitar?, Sí. Establecerse, ¿aún no?. Nos guste o no, por el momento la Tierra es donde tenemos que quedarnos.

Se ha dicho que la astronomía es una experiencia de humildad y construcción de carácter. Quizá no hay mejor demostración de la tontería de la soberbia humana que ésta imagen distante de nuestro minúsculo mundo. Para mí, subraya nuestra responsabilidad de tratarnos los unos a los otros más amablemente, y de preservar y cuidar el pálido punto azul, el único hogar que jamás hemos conocido

Carl Sagan

 

Fuente: http://www.nreda2.com/enredados-en-la-ciencia/astronomia/150-un-palido-punto-azul-de-carl-sagan.html

 

¡Gracias por seguir mi blog! =)