El Haka de la Bronca

Comparto con ustedes un trabajo que presenté en un curso de Música y Movimiento que realicé hace muy poco. Es muy probable que haya cuestiones que no estén perfectamente planteadas, que la teoría o la organización del taller no sea del todo de su agrado, pero sí puede que le sirva a más de uno para trabajar en un grupo. Yo todavía no lo implementé. ¡Espero les guste!

Trabajo Final

Consignas

  • Proponer actividades que se podrían realizar desde la función que cada uno desempeña.

  • Articular con el material teórico. Se deberá tener en cuenta: fundamentación, contenidos y actividades.

Desarrollo de las consignas

Actividad: El Haka1 de la Bronca

haka_photo

Destinatarios

La actividad está pensada para ser desarrollada en un grupo de adolescentes. Pueden ser alumnos de colegio secundario o un grupo de expresión corporal, entre otros.

Materiales

  • Proyector

  • Notebook

  • Equipo de sonido

Desarrollo de la Actividad

  • El grupo se divide en subgrupos de aproximadamente 6 alumnos cada uno. Para fomentar la comunicación entre todos los alumnos, sin decirles cuál va a ser el motivo, se les pide que cada uno tome un caramelo Sugus de una bolsa (o cualquier otro que contenga variedad de colores). La cantidad de caramelos de cada color va a depender de la cantidad de integrantes que el grupo contenga. Los subgrupos se conformarán en base al color del caramelo que haya tomado cada alumno.

  • Una vez conformados los subgrupos, se explicará la consigna. Cada subgrupo deberá crear la letra, ritmo y coreografía de una canción, basándose en el estilo de danza Maorí: Haka. Las letras deberán estar relacionadas con la temática: “Me da bronca”. También podrán utilizarse otros temas que reflejen alguna problemática que esté atravesando el grupo, la comunidad, el barrio.

  • Antes de comenzar con la tarea, se realizará una breve reseña del significado de la danza Haka y qué representa. A tal fin, se proyectarán tres videos cortos:

Éste último video cuenta con la traducción de la letra del Haka que realizan los All Blacks2 antes de comenzar sus partidos de Rugby.

Haka Ka Mate

Kapa Ka Mate

kia rite! kia rite!

Prepárense! prepárense!

kia mau, hi!

Manos en la cadera, doblen las rodillas

Ringa ringa pakia

Golpeen los muslos con las manos

Waewae takahia kia kino nei hoki

Golpeen el suelo con los pies lo más fuerte que puedan!

kia kino nei hoki

Lo más fuerte que podamos

Ka mate! Ka mate! Ka ora! Ka ora!

¡Muero! ¡Muero! ¡Vivo! ¡Vivo!

Ka mate! Ka mate! Ka ora! Ka ora!

¡Muero! ¡Muero! ¡Vivo! ¡Vivo!

Tenei te tangata puhuru huru

Se trata de los hombres fuertes

Nana nei i tiki mai

que fueron a buscar el sol

Whakawhiti te ra

Y lo hicieron brillar otra vez

A upa….ne! Ka upa…ne!

¡Un paso hacia adelante! ¡Otro paso hacia adelante!

A upane kaupane whiti te ra!

¡Un paso hacia adelante, Otro hacia adelante….el Sol brilla!

Hi!

Atrás3

  • A continuación, se realizará una “Lluvia de Ideas” con todas las palabras que se les viene a la mente cuando piensan en la frase propuesta.

  • Por último, se proyectará el video “Marcha de la Bronca4”: https://www.youtube.com/watch?v=IAvOT_0txGU

Sigue leyendo

Películas con tema de género

Comparto una nota publicada en http://suite101.net

mafalda_igualdad2

Filmes que promueven la tolerancia, respeto y el valor de la mujer.

Desde sus inicios, el cine ha sido un medio ideal para promover mensajes y cambios. La lucha por la igualdad de género no ha escatimado en hacer uso de esta importante ventana de difusión para promover en sus filmes un mensaje de respeto, tolerancia y sobre todo para educar.

El 25 de noviembre se conmemora el Día Internacional contra la Violencia de Género. Una fecha, aunque no exclusiva, que debe servir para que hombres, mujeres niñas y niños creen conciencia de este mal social que acaba con la vida de miles de mujeres en el mundo, por la exclusiva razón de serlo.

A continuación una lista de algunas películas con perspectiva de género.

Películas que proponen cambios sociales

Bread and Roses. Esta película del año 2000, basado en un hecho real de principios de siglo XX, cuenta la historia de una mujer empleada de limpieza, Adrien Brody, que, junto a sus compañeras, luchan por mejores condiciones de trabajo, y el derecho sindicalizarse.

Garaje Olimpo. Una película argentina que recoge la historia de una maestra y activista política que lucha contra la dictadura en la década de 1970. Es arrestada y llevada a un conocido centro de torturas en Buenos Aires llamado Olimpo.

Iron Jawed Angels. Protagonizada por Hillary Swank, esta película está ambientada en la primera década del siglo XX, y cuenta la historia de dos mujeres que logran radicalizar la lucha por el derecho al voto femenino. Dirigida por Katja von Garnier.

Libertarias. Esta película española, protagonizada por Ana Belén y Victoria Abril cuenta la historia de un grupo de mujeres anarquistas que luchan en la Guerra Civil Española. Ellas no solo tienen que luchar contra el fascismo, sino que se enfrentan constantemente a sus compañeros del frente de batalla para romper estereotipos y tratos.

Películas que tratan la violencia por género

American Beauty. Kevin Spacey protagoniza este drama estrenado en 1999. La película no solo presenta el abuso fantasioso de un hombre mayor con una adolescente de 16 años, sino que también recoge temas de autoestima, y propone un excelente tratamiento de la psiquis del estadounidense común. Fue nominada a ocho premios Oscar de los cuales obtuvo cinco, incluyendo “mejor película”, “mejor actor”, “mejor actriz” y “mejor dirección”.

Bathory. Esta película trata la historia de la condesa húngara, Elizabeth Bathory. Se combate la leyenda que cuenta que durante el siglo XVII ella ordenaba el asesinato de mujeres jóvenes para bañarse en su sangre para supuestamente conservar su juventud.

Crash. Un potente drama que apareció en los cines en el 2004 trabajada de manera exquisita a la hora de narrar las historias que desarrolla. A pesar de que uno de los temas centrales es el racismo, a través de este filme se ve el abuso de poder de los policías de Los Ángeles contra los negros, y más específicamente contra las mujeres, y la forma en que reaccionan los esposos.

Enough. La protagonista de la película, la puertorriqueña Jennifer López, es victima de constantes abusos y maltratos por parte de su esposo, a quien perdona en más de una ocasión. Al darse cuenta que su vida está en riesgo, la mujer y su hija deciden huir, pero son constantemente perseguidas por el hombre, hasta que ella decide tomar la justicia por su

Películas que invitan a la reflexión

Boys Don’t Cry. Esta excelente película independiente es un llamado urgente a la reflexión y tolerancia. Basada en la historia de Brandon Teena, una transexual que fue violada y asesinada en 1993 por sus amigos cuando descubrieron que no era un hombre. Protagonizada por Hillary Swank, este filme obtuvo 67 nominaciones en diversas círculos y academia de críticos, de los cuales obtuvo 40.

Le fabuleux destin d’Amélie Poulain. una comedia romántica del 2001 que recoge la historia de una tímida camarera de Paris, Amélie, que se propone cambiar la vida de aquellos que la rodean. Dirigida por Jean-Pierre Jeunet, y protagonizada por Audrey Tautou obtuvo diversos premios, entre los que se destacan: mejor película en la “European Film Award”, y cinco nominaciones para los premios Oscar.

Mona Lisa Smile. En la década de 1950, una profesora liberal se une al claustro de un conservador colegio de niñas para enseñar historia del arte. Sus métodos fueron altamente criticados por la junta de padres y algunos colegas profesores, lo que casi le cuesta el empleo. Sus alumnas atraviesan un profundo proceso de transformación ideológica, mientras otras apuestan por mantener el rol tradicional de la mujer.

Películas sobre discriminación por orientación sexual

Amour de Femme. Esta película francesa cuenta la historia de una mujer de 35 años casada y con un hijo que siente que su vida está vacía hasta que conoce a una joven en una fiesta. La pasión y la libertad que le provee esta nueva amiga a la protagonista, Raffaela Anderson, la lleva a decidir entre el amor y su familia.

Before Night Falls. Protagonizada por el actor español Javier Bardem, la película trata sobre un poeta cubano homosexual que es agredido, encarcelado y perseguido por los líderes de la revolución cubana simplemente por su preferencia sexual. Bardem obtuvo tres premios por su actuación en este filme.

Lost and Delirious. Cuenta la historia de dos jovencitas que viven en los dormitorios de un colegio solo para niñas, y como su amistad se intensifica hasta enamorarse una de la otra. La hermana de una de las jóvenes entra al cuarto y las ve durmiendo desnudas en la misma cama, y amenaza con decirlo a sus padres, quienes son muy conservadores.

Fuente: http://suite101.net/article/peliculas-con-tema-de-genero-a4974

En http://www.frente.com.mx/cine-con-perspectiva-de-genero/ también se sugieren:

  • Mother, de Christophe Fauchere (EUA, 2011).
  • Los códigos de género, de Sut Jhally, (EUA, 2013).
  • Educando al mundo, de Carol Black (EUA/India, 2010).
  • Oro azul, de San Bozzo (EUA, 2008).
  • Son duros los días sin nada, Laura Herrero y Laura Salas (México, 2012).

Entrevista a Laura C. Romero Lancheros

Comparto una entrevista a Laura C. Romero Lancheros, publicada en MDZ Hackers ¡Que la disfruten!

Entrevistamos a la colombiana que se introdujo en el mundo del Software Libre, la robótica y la educación buscando mejorar el presente.

Hoy publicamos la entrevista que hicimos a esta mujer colombiana que se ha animado a introducirse en el mundo del Software Libre, la robótica y la educación para brindar a la sociedad un presente mejor.

— ¿Dónde te desempeñas como docente?

Actualmente trabajo en el Instituto Pedagógico Arturo Ramírez Montúfar, el colegio de la Universidad Nacional de Colombia sede Bogotá. El área en el que me encuentro es Tecnología e Informática, enseñando específicamente Tecnología con enfoque de Electrónica en grados 4° y 5°, y Electrónica como tal de 6° a 11° con enfoque de robótica en los últimos grados. También he conformado un grupo de alfabetización tecnológica con algunas mujeres de “Casa Limpia”, quienes igualmente trabajan en el Colegio.

— ¿Te ha sido complicado seguir una carrera técnica siendo mujer?

Bueno, he estudiado dos carreras y eso varía mucho. En la primera, la Licenciatura en Electrónica, era desproporcional la vinculación de hombres y mujeres, dónde al iniciar sólo representábamos el 16 por ciento de estudiantes. Adicionalmente el machismo era evidente, había discriminación por parte de muchos porque contemplaban a la mujer para otras carreras, no precisamente de ese estilo, sin embargo también contaba con personas que no tenían ese tipo de estereotipos y trabajaba bien con ellas.

En la segunda, la Especialización en Educación en Tecnología con énfasis en Robótica, fue muy diferente porque allí habían más mujeres que hombres y, caso completamente contrario, no había ningún tipo de discriminación desde ninguna de las partes. Era un ambiente de mucha motivación y un espacio en el que se compartían experiencias y se ayudaba mutuamente.

Creo que la razón fundamental de la participación de la mujer, y por la que se lucha en la actualidad, es simplemente el derecho de a acceder a las mismas oportunidades que los hombres y ser reconocidas y valoradas de las mimas manera

— ¿Pensás que existe cierta “naturaleza femenina” que sería bueno aplicar al mundo tecnológico por alguna razón?

No sé si sea “naturaleza femenina” como mencionas, o simplemente la diversidad de pensamiento, acciones y propuestas. Tanto hombres como mujeres deben tener las mismas oportunidades de desempeñarse en cualquier labor, sin encasillar a ningun@ como mejor o peor. Creo que la razón fundamental de la participación de la mujer, y por la que se lucha en la actualidad, es simplemente el derecho de a acceder a las mismas oportunidades que los hombres y ser reconocidas y valoradas de las mimas manera.

— ¿Qué influencia tiene el software libre en el colegio de la Universidad y en el grupo de alfabetización?

La influencia para cualquier institución educativa o grupos específicos en educación tiene que ver con la economía, la educación como tal y la cultura ciudadana. Podríamos decir que en el común se da prioridad a la economía (aunque no todo el software libre es gratuito), y en el Colegio ésta no es una preocupación como tal porque, al depender directamente de la Universidad, no debe invertir en gastos de software y para la Universidad seguramente hay otros intereses de por medio para no tener como política el uso de software libre en todo el campus (solo algunas secciones lo usan completamente).

Partiendo de allí, su uso en el Colegio depende de voluntades, las cuales a final de año son “eliminadas” porque el centro de soporte hace mantenimiento a los computadores formateando todo. Así que se promueve que de manera particular l@s estudiantes hagan uso de sistemas operativos, aplicaciones y software libres. Ahora bien, en la educación el software libre es supremamente importante porque, saliéndonos de lo gratuito, permite a l@s estudiantes ser partícipes activos en el estudio de ese software y de los temas propios de la asignatura al poder experimentarlo sin restricciones, adecuarlo y en proyección ideal, aportar con desarrollos. Se dice que para aprender a programar en grandes programas se debe partir de pequeños cambios en su código, y éste sólo se obtiene cuando es libre. Además de todo esto, no se tiene que infringir en cuestiones legales al enfrentarse a un desproporcionado e incoherente copyright.

El software libre no sólo se enseña una asignatura o un tema en específico, sino que se está formando para la cultura de compartir, de ayudar al otro, de fortalecer la voluntad por aportar a una sociedad a ser mejor y no adueñarse de los cambios

En todo esto hay un trasfondo que es la cultura libre, porque con el software libre no sólo se enseña una asignatura o un tema en específico, sino que se está formando para la cultura de compartir, de ayudar al otro, de fortalecer la voluntad por aportar a una sociedad a ser mejor y no adueñarse de los cambios, sino difundirlos para que cada vez más personas puedan participar y salir del estado pasivo y de simple consumo (y limitado) en el que se encuentran.

Ya sea desde el colegio o desde grupos particulares de estudio estas circunstancias apuntan, por un lado, a reducir la brecha digital que en algunos casos se pretende resolver con el sólo hecho de entregar computadores; y por otro lado, a la apropiación del conocimiento y de estas tecnologías, ya sea en software o en hardware libre.

— ¿No es una pérdida de tiempo enseñar software privativo? Digo:  ¿existe algún software privativo para actividades básicas (navegación, oficina, multimedia, etc.)  que no sea reemplazable por software libre a esta altura?

Si se enfoca sólo al software privativo como única opción, sí, es una pérdida de tiempo, por eso debe partirse de realidades puntuales porque cada situación es diferente. Por ejemplo, para el grupo de alfabetización debe entenderse que el contexto es importante, ellas deben conocer lo que hay y conocerlo bien porque es con lo que cuentan en sus hogares o en las pocas partes donde pueden acceder a un computador. Pero así mismo deben saber que hay otras opciones mejores que les aportarían mucho más y que de hecho las acercaría más fácilmente a todo ese mundo digital. Lo ideal es que ellas puedan comprender, evaluar y decidirse por las opciones libres sin que sea una imposición, porque así mismo se podrán apropiar mucho más de estas herramientas y actuar como líderes.

Esta pérdida de tiempo que mencionas también tiene que ver directamente con el hecho de que al usar software privativo se está limitando y haciendo dependiente al usuario. La dependencia se genera, entre otras cosas, al obligar a pagar cada cierto tiempo por una licencia de software, inhabilitar algunas de sus funciones en las versiones gratuitas, limitar el número de usuarios, o básicamente mantener el software en una caja negra donde sólo se puede ver el “qué hace”, pero no el “cómo lo hace”, y esto en educación es fatal. Así que ¿para qué irse por un camino en el que se impone ir con una venda en los ojos?

Ahora bien, como tú dices hay opciones libres para casi todo y mucho más para navegación, ofimática y multimedia que es lo que de forma general se usa más. Sin embargo para casos específicos como en Electrónica, son pocas las alternativas libres que existen, algunas muy buenas, otras aún con aspectos por mejorar. Aún así, una característica que hace totalmente diferente al software libre del privativo es que hay muchas comunidades trabajando alrededor de cada software, permitiendo que se puedan realizar aportes y así mismo contribuir a su mejoramiento. De hecho, si no hay una comunidad trabajando en un software específico fácilmente se puede crear y empezar un desarrollo sobre éste. Así que no sólo se podrá encontrar soporte en casi cualquier parte en internet, sino que además constantemente hay actualizaciones o nuevas creaciones, algo que en el privativo es casi imposible de encontrar.

Sigue leyendo

¿Se están perdiendo los valores? ¿Qué valores?

Comparto un artículo interesante:

“No hay día en que se oiga en un medio de comunicación la letanía “se están perdiendo los valores” o “los jóvenes de hoy ya no respetan nada”, un mantra que todo el mundo parece aceptar y que sirve, entonces, para introducir toda clase de falacias estadísticas: como que los jóvenes de ahora son más violentos que los de antes, o que la sociedad en general está sumida en decadencia moral.

Basta con echar un ojo a los índices de homicidios de cualquier país civilizado para comprobar que las personas tienden, cada vez menos, a matar al prójimo. Si bien es cierto que en 1960 hubo un repunte brutal de homicidios en Estados Unidos y Europa, la curva, en general, siempre ha sido descendente.

Los jóvenes de antes, pues, eran más violentos y faltos de empatía que los de ahora. Y, bueno, siempre han existido voces que hablaban de la decadencia moral, sobre todo de las nuevas generaciones: Aristóteles decía “Los jóvenes de hoy no tienen control y están siempre de mal humor. Han perdido el respeto a los mayores, no saben lo que es la educación y carecen de toda moral.” Platón abundaba en ello: “¿Qué está ocurriendo con nuestros jóvenes? Faltan al respeto a sus mayores, desobedecen a sus padres. Desdeñan la ley. Se rebelan en las calles inflamados de ideas descabelladas. Su moral está decayendo. ¿Qué va a ser de ellos?”. Incluso podemos ir 4.800 años atrás en el tiempo y leer las siguientes inscripciones de una tablilla asiria: “En estos últimos tiempos, nuestra tierra está degenerando. Hay señales de que el mundo está llegado rápidamente a su fin. El cohecho y la corrupción son comunes”.

A esto se suma la dificultad que implica definir qué son los valores. Si asumiéramos esta supuesta pérdida de valores, ¿a qué valores nos estaríamos refiriendo? Tal vez se estén sustituyendo unos valores por otros, ¿sabemos a ciencia cierta que los de antaño eran mejores que los de hogaño? Si partimos de la base de que los valores correctos no deben sustituirse por otros valores, ¿entonces habría existido alguna clase de evolución en los valores vigentes de cualquier época? ¿Dejar de tratar a los negros o a las mujeres como infrahumanos no supuso la pérdida de determinados valores?

adolescent-culture

Además, los expertos de ciencias sociales (con demasiadas variables que controlar) que afirman que los jóvenes de ahora son más violentos que los de antes aducen causas ambivalentes y poco concretas: porque son muy mimados, porque no tienen suficiente atención de los padres, porque viven en familias desestructuradas, porque viven en familias acomodadas que se creen superiores a quienes mortifican, etc. Todo vale, tanto una cosa como la contraria. Pero nadie alcanza a dar una razón unívoca y estadísticamente significativa. Tal vez porque no es verdad que los jóvenes de ahora sean más violentos que los de antes.

Hay un factor que no es causa, pero sí que es poéticamente significativo. Ya que científicamente no pueden aclararse los motivos del repunte de violencia en determinados jóvenes (sí es cierto que hay jóvenes más violentos y descarnados, pero no ocurre de forma generalizada… y tampoco antes había tanta cobertura mediática para denunciarlo), asumiendo eso, digo, que haya un repunte de violentos, entonces podríamos acogernos a la poesía para reflexionar de otro modo sobre el problema: la infancia nunca fue de los niños, la infancia siempre fue de quienes la perdieron.

Determinados colectivos han luchado y sangrado para obtener su cuota de protagonismo en la historia. Las mujeres a fin de recibir el mismo trato que los hombres. Los negros, tanto de lo mismo. Todos ellos ambicionando más libertad. Una vez obtenida ésta, los efectos secundarios pueden ser nocivos… pero nunca debemos olvidar lo obtenido en primera instancia. Bajo esta misma lógica, quizá ha llegado el momento de que niños y jóvenes empiecen a reclamar también su pequeña cuota de protagonismo que siempre les fue negada. Y también su pequeña cuota de poder. De esos niños, que les ha llegado su momento de rebelión como tantos otros colectivos, hay unos, una minoría que mediáticamente tiene mucho eco, que manifiestan su frustración a través de la violencia.

Porque, a pesar de que los videojuegos violentos son ya un pasatiempo esencial, que disponemos de pornografía bizarra a través de Internet, que determinado cine es más explícito que nunca con la hemoglobina y el cuestionamiento moral y religioso, la violencia real no ha hecho más que disminuir.

Los seguidores de música punk, heavy o hip hop, con pintas que producen miedo cerval, botas militares, piercings, mirada fría y demás aditivos, son personas que pueden ser perfectamente educados, ecologistas, veganos y hasta tímidos y reflexivos, tal y como os expliqué en Dime qué música escuchas y te diré cómo eres. En Bobos en el paraíso, un libro publicado por el periodista David Brooks en el año 2000 ya se observaba que muchos miembros de la clase media se han transformado en “bohemios burgueses” (BOurgeois BOhemians), que fingen el aspecto de personas situadas en los márgenes de la sociedad mientras viven un estilo de vida totalmente convencional.

Una sociedad con valores es aquélla que evalúa continuamente cuáles son los aspectos de las normas de una cultura a los que merece la pena atenerse y cuáles ya resultan obsoletos, no una sociedad monolítica e intocada.

Cierto es que la gente es más desinhibida que antes, que los alumnos son más descarados con los profesores que antes, que las normas en general no se siguen con tanta inflexibilidad. Pero ello precisamente revela que vivimos en una sociedad con más valores que nunca: antes, dichas normas, no se seguían porque la gente alumbrara más valores sino por miedo (tanto punitivo como social). No enseñar escote porque todo el mundo te llamará puta por la calle no es tener más valores. No cuestionar al profesor porque éste te dará un reglazo en la mano (y al que luego no podrás denunciar por agresión) no es tener más valores.

Lo explica así el psicólogo cognitivo Steven Pinker en su libro Los ángeles que llevamos dentro:

Hace siglos, quizá nuestros antepasados tuvieron que reprimir cualquiera señal de espontaneidad e individualidad con el fin de civilizarse, pero ahora que las normas de la no violencia están consolidadas, podemos ceder un poco ante inhibiciones concretas que acaso parezcan obsoletas. Según esta línea argumental, el hecho de que las mujeres enseñen mucha carne o que los hombres suelten tacos en público no es señal de decadencia cultural. Al revés, es señal de que viven en una sociedad tan civilizada que no han de temer que, en respuesta a ello, vayan a sufrir hostigamiento o agresión. Como dijo el novelista Robert Howard, “los hombres civilizados son más descorteses que salvajes porque saben que no les van a partir el cráneo por ello”. Quizás haya llegado incluso la época en que yo pueda usar el cuchillo para empujar los guisantes hasta el tenedor.”

Fuente: XatacaCiencia.com